contadores de paginas web

Egipto: Los Templos de Abu Simbel

Gran Templo de Abu Simbel. Escena en 3D.

Considerada la obra cumbre de Ramsés II, los templos de Abu Simbel son una auténtica maravilla arquitectónica de la Antigüedad. El complejo está compuesto por dos templos excavados en la roca. El Gran Templo estaba dedicado al dios Ra, aunque el santuario del mismo esté también presidido por Amón, Ptah y el mismo Ramsés II. En la entrada, las cuatro colosales estatuas sedentes, con una altura de 20 metros y esculpidas íntegramente sobre la roca, representan al faraón Ramsés II y se han convertido en un icono de la civilización egipcia.

Abu Simbel está ubicado en Nubia, al sur de Egipto.

Abu Simbel está ubicado en Nubia, al sur de Egipto. Los dos templos fueron excavados en la roca. El Templo Mayor o Gran Templo esta dedicado a Ramsés II y el Templo Menor a su esposa favorita, Nefertari.

Ramsés II dio la orden de construir los templos hacia el año 1284 a.C. con objeto tanto de intimidar a los vecinos de Nubia como de conmemorar su supuesta victoria en Qadesh frente a los hititas, de ahí que en el interior del Gran Templo algunos de los bajorrelieves de las paredes de la sala hipóstila representen escenas victoriosas de dicha batalla. El más famoso muestra a Ramsés II en su carro mientras dispara flechas contra un ejército de hititas en retirada, cuyos miembros están siendo apresados.

Interior del Templo de Ramsés II

Interior del Templo de Ramsés II. La sala hipóstila tiene 18 metros de largo y 16,7 metros de ancho y está sostenida por ocho grandes pilares osíridas que representan a Ramsés deificado vinculado al dios Osiris.

El Gran Templo de Abu Simbel fue construido con tal precisión en su orientación que durante los días 21 de octubre y 21 de febrero (61 días antes y 61 después, respectivamente, del solsticio de invierno), los rayos solares penetran hasta el santuario, situado al fondo del templo, e iluminan las estatuas de tres de las cuatro divinidades del Templo: Ra, Amón y Ramsés II. Tan solo la escultura del dios Ptah, la divinidad relacionada con el inframundo, permanece siempre en penumbra.

Santuario del Gran Templo de Abu Simbel con las estatuas sedentes de Ptah, Amón, Ramsés II y Ra-Horakhti.

Santuario del Gran Templo de Abu Simbel con las estatuas sedentes de Ptah, Amón, Ramsés II y Ra-Horakhti.

El templo menor fue dedicado a la diosa Hathor, personificada en Nefertari, la esposa de Ramsés II. En la parte inferior izquierda de la fachada de este templo, entre las colosales estatuas de Ramsés II y de su esposa, se halla la famosa inscripción “La gran esposa real Nefertari, aquella que hace resplandecer el sol”.

Fachada del Templo Menor de Nefertari

Fachada del Templo Menor de Nefertari

De probable origen tebano, no cabe duda de que Nefertari fue la esposa más amada tanto por el mismo faraón como por el pueblo. De su belleza no son solo testimonio su nombre (Nefertari significa “la más bella”), sino también las distintas obras artísticas en las que se retrata la delicadeza de sus facciones. Ramsés II la desposó antes de suceder en el trono a su padre, y la quiso siempre a su lado. Aparecía junto al faraón en las ceremonias religiosas y en todo acto oficial.

Nefertari Meritenmut Gran Esposa Real de Ramsés II

Nefertari Meritenmut Gran Esposa Real de Ramsés II

Y es que Nefertari desempeñó también un papel importante en el ámbito político. Sus contactos epistolares y el intercambio de presentes con la reina de los hititas, Piduhepa, seguramente influyeron de forma positiva en el proceso de paz entre los dos pueblos. Le dio seis hijos al faraón, dos hembras y cuatro varones. Ninguno de ellos, sin embargo, ocupó el trono pues todos fallecieron tempranamente.

Entre 1963 y 1968, los dos templos de Abu Simbel fueron trasladados a 300 metros de distancia y 65 metros más arriba, para permitir la construcción de la presa y del lago artificial de Assuán.

Referencia:
Emse Edapp, S.L. (2016). El Antiguo Egipto y las Primeras Civilizaciones. Bonalletra Alcompás.

Edad Antigua