contadores de paginas web

Civilizaciones andinas: Cultura Recuay

Complejo Arqueológico de Hilcahuaín
El Complejo Arqueológico de Hilcahuaín es el sitio más importante de la cultura Recuay, está ubicado en el Callejón de Huaylas, a 7 km al noreste de la ciudad de Huaraz, en el Centro Poblado de Paria, Perú.

La cultura Recuay nace en la sierra del actual departamento de Ancash en Perú, hacia el año 200 aproximadamente y se extiende hasta el 600. Arqueológicamente se le relaciona con las culturas preincaicas de desarrollo regional, ya que su establecimiento tanto en el tiempo como en el espacio geográfico es limitado y su influencia no trasciende sus fronteras.

Leer más:Civilizaciones andinas: Cultura Recuay

Civilizaciones andinas: Cultura Tiahuanaco

Maqueta de la ciudad de Tiahuanaco
Maqueta del sitio arqueológico "ciudad de Tiahuanaco"

La civilización de Tiahuanaco, alcanzó su mayor esplendor entre los siglos IX y XII, su centro principal fue la ciudad de Tiahuanaco a 3842 msnm, fundada en el 1500 a.C. como una pequeña aldea, que pasó a ser una gran urbe entre los años 300 y 500 d.C. Esta ciudad, hoy sitio arqueológico en el departamento de La Paz, Bolivia, alcanzó un gran poder regional en los Andes centrales. Su área cubría 6 km², 40.000 habitantes y un puerto en el Lago Titicaca.

Leer más:Civilizaciones andinas: Cultura Tiahuanaco

Civilizaciones andinas: Cultura Vicús

Panorámica del cerro Vicús desde el distrito de Chulucanas, Perú.
Panorámica del cerro Vicús desde el distrito de Chulucanas, Perú.

La cultura Vicús se desarrolló entre los años 200 a.C. y 400 d.C. Vicús es el nombre de un cerro ubicado a unos 50 kilómetros del distrito Piura, en las cercanías de Chulucanas, provincia de Morropón, en el departamento de Piura, Perú. Este yacimiento arqueológico fue descubierto en 1960, de ahí extrajeron millares de piezas de cerámica, piezas de metal, piedras preciosas, algunos artefactos extraños y se profanaron más de 2000 tumbas.

Leer más:Civilizaciones andinas: Cultura Vicús

Egipto: Cronología

El templo de Nefertari

La historia del Antiguo Egipto se remonta a tiempos inmemoriales. Pese al paso de los siglos y a las transformaciones vividas en la cuenca del Mediterráneo, el Antiguo Egipto mantuvo su perfil propio aun cuando, ocupado por nuevas potencias, como Persia, Grecia y Roma, asimiló culturas que le eran ajenas. En todas ellas, sin embargo, terminó por estampar su impronta particular. Son las distintas dinastías que se suceden en el gobierno las que permiten a los historiadores diferenciar períodos y describir su evolución. Sin embargo, pese a los conflictos internos y las guerras exteriores, el país del Nilo alcanzó una permanencia asombrosa, acaso como la del río que le dio vida.

Leer más:Egipto: Cronología

Egipto: Glosario

Imperio Egipcio

Durante el transcurso del s. XVIII a.C., entre la XIII y la XVII Dinastías, los hicsos avanzaron sobre el Imperio Egipcio y accedieron al poder, pero se caracterizaron por hacer grandes aportes a la cultura, desde nuevas técnicas de tejido y modelos de carros, hasta la lira y el laúd. Fruto de esta renovación, en 1450 a.C. nació el Imperio Nuevo. El faraón Ahmosis expulsó a los hicsos y Akhenatón construyó una nueva capital en Tell el-Amarna. Las dinastías siguientes, hasta completar la Dinastía XXX, no pudieron mantener el poder faraónico. Los nubios, los griegos y los persas conquistaron sucesivamente el territorio, reduciendo su capacidad de decisión propia. En 332 a.C. Alejandro Magno conquistó Egipto y fundó Alejandría. Sus sucesores iniciaron una etapa de gran debilidad política, pero de un singular esplendor cultural. En el 30 a.C. Egipto cayó en poder de Roma y ya no se recuperó.

Ábaco: Para la arquitectura clásica, el ábaco, es un bloque rectangular superpuesto al capitel de una columna que sostiene el arquitrabe.

Leer más:Egipto: Glosario

Egipto: La historia de tres imperios

“La eternidad del barro”

El Antiguo Egipto, una de las civilizaciones más antiguas de la humani­dad, continúa despertando en la actualidad la curiosidad y el asombro de los investigadores. A medida que las excavaciones arqueológicas, dotadas de tecnologías más modernas, avanzan hacia las entrañas del desierto, emergen nuevos testimonios de una grandeza aún no del todo conocida. Permanentemente, la información existente se transforma en nuevas incógnitas y nuevos motivos de estudio y especulación científica, filosófi­ca y artística. Pocas culturas como la egipcia han constituido un mundo tan compacto y cerrado, a pesar de haber estado, a lo largo de su historia, en estrecho vínculo con otros pueblos de Asia, África y Europa.

Leer más:Egipto: La historia de tres imperios

Egipto: Legado cultural

Piezas de la colección privada del egiptólogo Jordi Clos. Museo Egipcio de Barcelona.
Piezas de la colección privada del egiptólogo Jordi Clos. Museo Egipcio de Barcelona.

Fueron los griegos, empezando por el famoso historiador Herodoto, quienes se maravillaron al descubrir Egipto y procura­ron asimilar su legado cultural. Ellos se encargaron de transmitirlo a la cultura universal. Entre los presocráticos, nume­rosos cultos del Alto Egipto dejaron su impronta y se transformaron en princi­pios filosóficos y religiosos que luego en­troncaron con el pensamiento de la Gre­cia clásica y se transmitieron a todo Occidente. También los judíos, cuya per­manencia en Egipto como esclavos forma parte de los primeros textos del Antiguo Testamento, asimilaron muchos elemen­tos de la cultura del Nilo.

Leer más:Egipto: Legado cultural

Egipto: Mitos y creencias


Akhenatón y su familia adorando al dios Atón durante el período monoteísta del Antiguo Egipto

El mundo religioso de los anti­guos egipcios, por la multitud de creencias que conjugó y su prolongada permanencia en el tiempo, resulta complejo. De carácter po­liteísta, la religión oficial, como todos los credos, pretendía dar respuesta a todos los interrogantes de la vida, en especial el de la muerte. A diferencia de lo que ocu­rría en otras civilizaciones, como, por ejemplo, la griega, la religión egipcia no mostraba desarrollos míticos con rela­ción a los dioses, ya que sus deidades, por exigencia de la propia naturaleza teocrá­tica de la sociedad, tendían a revestir un carácter absoluto e inmodificable. Sí, en cambio, existían mitos referidos a los grandes procesos de la realidad, co­mo, por ejemplo, la creación del mundo.

Leer más:Egipto: Mitos y creencias

Egipto: Organización política y social


Pirámide Social del Antiguo Egipto

La organización social y política del Antiguo Egipto, de carácter teocrática, se basó en la relación entre la dimensión religiosa y la subsistencia básica que dependía del Nilo. Esta unidad entre la fe y la vida cotidiana prefiguró la concentración de todos los poderes, tanto materiales como espirituales, en un solo individuo: el faraón, que no en vano significaba “Gran Casa”. Como tal, ocupaba el puesto supremo en el gobierno y en la jerarquía sacerdotal, y al mismo tiempo era adorado como la divinidad suprema de un complejo panteón, al cual se sumaba la familia real.

Leer más:Egipto: Organización política y social

Egipto: Sociedad y vida cotidiana

A medida que los investigado­res avanzan en sus tareas de estudio y descubrimiento, la civilización del Antiguo Egip­to resulta cada vez más fascinante. La re­volución urbana, que en tiempos inmediatamente anteriores al 3000 a.C. comenzó a transformar las grandes alde­as en ciudades, fue la cristalización de di­cha identidad. Paulatinamente, la civili­zación egipcia comenzó a articularse a través de nuevas formas de organización social, económica, política y religiosa, que englobaron a los antiguos nomos, espe­cie de señoríos o feudos que comprendí­an a una aldea central más otras periféri­cas, dependientes de la anterior.

Leer más:Egipto: Sociedad y vida cotidiana

Más articulos

Edad Antigua