Religiones: Taoismo

 

Fundador(es): Lao-Tsé
Deidad o deidades principales: Los Tres Puros (para el taoísmo religioso)
Ramas: Religioso y filosófico.
Tipo: Filosofía de vida, holismo.
Seguidores conocidos como: taoístas.
Escrituras sagradas: Tao Te Ching
País o región de origen: China
Símbolo: el Yin Yang
Lugares sagrados: Las cinco montañas sagradas del taoísmo, en China.

 

Yin Yang Yin Yang

Taoísmos
 
Existen el taoísmo filosófico y el taoísmo religioso; y quienes practican la religión dicen apoyarse en la filosofía. Es una religión de sectas: para ingresar en ellas debe cubrirse un proceso de iniciación. Su cuna fue China pero penetró en otros países orientales. Es probable que los practicantes del taoísmo sean 400 millones.

Origen del taoísmo
 
Los fundadores del pensamiento taoísta fueron los filósofos Lao-Tsé (entre 570 y 490? a.c.) y Chuang-tzu (? - 320? a.C.). Lao Tsé es el supuesto maestro de Kongzi (o Confucio), en el siglo VI a.C. y se le atribuye el Tao Te Ching traducido como “Libro del Camino y de la Virtud” (libro del Tao y del de; obra maestra del taoísmo) pero en realidad se trata de un texto anónimo del siglo IV-III a.C. La verdad es que no se puede afirmar que Lao Tsé existiera como figura histórica y algunos dicen que si lo hizo debió ser en el siglo IV a.C., durante el periodo de los Reinos Combatientes, si consideramos que esta visión es correcta, también se podría considerar el Tao Te Ching como una forma de lidiar con el malestar social de su época y salir del ciclo de violencia y guerras, aunque trata temas que aún hoy son contemporáneos. Lao Tsé o Laozi (老子) quiere decir “maestro anciano” o “niño viejo”, no es un nombre real sino más bien un apodo.

Lao-Tsé 
Estatua de Lao-Tsé en Quanzhou.

Chuang-tzu.  Se calcula que vivió entre los siglos IV y III a.C., su obra El libro de Chuang-tzu, es otra pieza esencial para el taoísmo, de tendencia relativista y anti-racionalista; donde también se cultivan las paradojas, el uso de sentidos figurativos, metáforas y el estilo anecdótico.
 
También proclama que se deben dejar de lado las distinciones que nos aporta la educación para fijarse en la unidad primordial y así recuperar el sentido unitario del dao. Para el los niños tienen una visión de la totalidad, pero no son conscientes de ello, con la educación se gana la conciencia, pero se pierde la visión unitaria, lo que propone Chuang-tzu es intentar usar las palabras y el lenguaje como medios, pero no limitarse a ellas y a sus categorías y poder alcanzar una perspectiva que vaya más allá. Para Chuang-tzu es necesario dejar de premeditar las cosas y dejarse llevar por la espontaneidad del momento, uno debe aprender a actuar sin haber planeado antes como (wu-wei) y asumir con optimismo todo lo que venga (incluso la muerte), así como su transitoriedad y falta de permanencia.
 
La escuela taoísta, Tao-chia, es una de las cuatro corrientes filosóficas más destacadas en el tiempo de las "Cien Escuelas". El taoísmo religioso, Tao-chiao, al parecer se formó en el siglo II, su origen va conectado con la actividad de las sectas que propagaban versiones del confucianismo y con la llegada y difusión en China del budismo. Se atribuye la fundación del taoísmo religioso a Chang Tao-ling.
 
El taoísmo filosófico
 
Los fundadores del taoísmo vivían alejados de la sociedad y despreciaban la política y la vida en la corte imperial. Practicaban el Wu-wei, el no hacer nada, el no interferir con el curso natural de las cosas. El Tao es el principio supremo, algunos aspectos están relacionados con el confucianismo. Agregamos aquí algo de lo que dijo Lao-tsé sobre el tao: es la Madre del mundo, una realidad absoluta más allá de los modos sensibles e insensibles del ser. Las percepciones sólo captan fragmentos de la realidad, pero provocan deseos y pasiones. El conocimiento efectivo se logra por la iluminación interna, para ello hace falta vaciarse de todas las ideas y pasiones. La meditación, el quietismo total, transportará al ser fuera del tiempo y del espacio, es la vía para convertirse en superhombre inmune a los peligros del mundo. Las concepciones clásicas del tao se exponen en el Tao Te Ching.
 
El Taoísmo religioso
 
La religión convirtió a Lao-tsé en dios salvador. En el núcleo del taoísmo religioso está la búsqueda de la inmortalidad o por lo menos la máxima prolongación de la vida. Cualquiera podía aspirar a la inmortalidad, todo dependía de los métodos indicados. Esta aspiración a la longevidad dio al taoísmo fuerza de atracción entre el pueblo.

Templo taoista en la montaña del tigre y el dragón
Templo taoista en la montaña del tigre y el dragón.

Características de taoísmo
 
El pilar del taoísmo es la idea de Tao, que suele explicarse como el orden natural que rige la existencia. Para alcanzar vida eterna debe armonizarse el principio vital de cada uno con el tao cósmico. El Tao es atemporal y no puede verse, ni oírse, ni adquirirse. La filosofía taoísta insiste en que, aunque el Tao es inalcanzable para el pensamiento humano, igual hay que buscarlo. Y es este “camino de búsqueda” lo que mueve a los seguidores del taoísmo.
 
El objetivo del Tao es que el hombre pueda integrarse con la naturaleza y estar en armonía con todos los elementos. Los fundadores tenían su método, el Wu-wei, el concepto de la no acción, pero surgieron muchos otros, no se admitía actividades que contradijeran a la naturaleza. Consiste en la creencia de que las personas deben dejar que las cosas sucedan. No se refiere a ser un holgazán o un apático, sino a seguir el curso de los acontecimientos sin hacer nada forzado o anti natural. El Wu-wei se relaciona con el elemento agua, en el sentido de que es dócil y flexible, pero puede deshacer la tierra y erosionar las piedras.
 
Surgieron sectas poseedoras de técnicas para la longevidad, fisiológicas y espirituales, o medicamentos prodigiosos. La religión se llenó de magia, superstición y personas a las que se atribuían superpoderes. Surgieron varias categorías de inmortales, por ejemplo, los que marchan triunfalmente al cielo a plena luz, o los que viven muchos siglos en montañas lejanas, o los muertos aparentes, que se libraron del cuerpo mortal pero siguen vivos.

Monje taoista practicando el tai-chi
Monje taoista practicando el tai-chi

El taoísmo se ocupó mucho de la anatomía y la fisiología. Se formularon distintas teorías, por ejemplo, las de los campos de cinabrio, que son 27 compartimentos del organismo donde habitan genios y fuerzas de la vida prolongada o seres maléficos de la muerte rápida. Entre los procedimientos para la longevidad están el Nei-tan o Cinabrio interior, el que se integra con métodos de respiración; el Wai-tan o Cinabrio exterior, es la ciencia de los medicamentos; el Fang-chung o práctica sexual, técnica que impide perder el esperma, que "hace volver la esencia para reparar el cerebro". Había también las prácticas de meditación, la magia y las ceremonias colectivas.
 
El canon taoísta es el Tao-chang, pero la literatura taoísta se hizo abundantísima. En el siglo XI se catalogaron 4300 volúmenes. En esa época se formuló un resumen enciclopédico, el Yün-chi Ch'i-Ch'ien.
 
La idea del ying y el yang
 
El taoísmo es la filosofía que elaboró el concepto del ying y el yang, dos fuerzas opuestas pero complementarias. Toda acción crea estas dos fuerzas, que a su vez se engloban en una tercera, contenedora, que es el Tao. Aunque el ying y el yang representan fuerzas opuestas, forman parte de la misma naturaleza, porque ambas derivan del Tao.
 
El Tao se encarga de equilibrar estas fuerzas, permitiendo la transformación de la naturaleza y al mismo tiempo su conservación. Una de las claves para dominar el taoísmo es aprender a encontrar lo bueno en lo malo y lo malo en lo bueno, ya que ambas cosas forman parte de lo mismo, como el ying y el yang. Por eso es que hay un punto negro dentro del sector blanco y un punto blanco dentro del sector negro.

 
contadores de paginas web