contadores de paginas web

Héctor Abad Gómez

Médico salubrista colombiano (Jericó, Antioquia, 2 de diciembre de 1921-Medellín, 25 de agosto de 1987). Investigador en ciencias de la salud, se le identifica en Colombia como defensor de los Derechos Humanos. Político, demócrata integral, periodista, escritor y ensayista, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, se expresó también como sociólogo y antropólogo. Hijo de Antonio J. Abad Mesa y Eva Gómez, se graduó de médico en la Universidad de Antioquia en 1947 y obtuvo en 1948 el magíster en Salud Pública de la Universidad de Minnesota (EE. UU.). Desde joven se dedicó a la educación, prevención y atención primaria en salud, en especial entre los sectores populares; algunas de sus opiniones en asuntos de salud pública fueron integradas en los programas de gobierno.

Héctor Abad Gómez

Héctor Abad Gómez en su consultorio, 1985.

Fue secretario de Salud Pública de Antioquia, del municipio de Medellín, oficial médico de la Oficina Sanitaria Panamericana en Washington (1950), asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Perú, México, Cuba, Haití y República Dominicana (1954-1956) y de los Ministerios de Salud de Indonesia y Filipinas; diputado a la Asamblea de Antioquia y representante a la Cámara. En 1956, en Colombia, fundó el Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Antioquia, realizó la primera vacunación masiva registrada contra la poliomielitis en el mundo e inició el programa de agentes comunitarios de salud, conocido como «promotoras rurales de salud», que se implementó en todo el país. Como médico y profesor universitario, fue un innovador de la educación superior y se pronunció contra la formación médica individualista de inspiración francesa, a la que consideraba carente de orientación social. Promovió entre sus alumnos el estudio no memorístico y la creatividad, opuesta a las largas recitaciones académicas sacadas de tratados y manuales. De esta manera, debatió tesis hasta entonces intocables de la medicina clásica. Defendió la universidad como espacio para la ciencia y el goce del conocimiento. Luchó para que los recursos económicos no se desviaran hacia la guerra y el gasto militar, y se invirtieran en agua potable para la inmensa mayoría. Sus principales libros son: Una visión del mundo, Teoría y práctica de la salud pública y Manual de tolerancia. Redactó numerosos artículos para periódicos y revistas donde, con argumentaciones brillantes sobre diferentes temas, llamó a la sensatez, la democracia y la convivencia pacífica; en un artículo suyo, publicado póstumamente, expresó: «Sólo una emboscada siniestra podrá silenciamos». Como promotor de los Derechos Humanos, en un país cuya historia política reciente es azarosa, denunció, con madurez de juicio y en plena guerra sucia a finales de los años ochenta, las desapariciones y maltratos de que fueran objeto muchos de sus contemporáneos. Se consideraba un joven de 66 años cuando, en su época de mayor vitalidad, cayó abatido por las balas de un sicario en Medellín.

Referencia
León Gómez, G. (2007). Biografías 1. Gran Enciclopedia de Colombia. Círculo de Lectores S.A.