contadores de paginas web

La Geografía en los siglos XIX y XX

Aunque Charles Darwin no fue geógrafo, sus tesis sobre la evolución de las especies sirvieron de inspiración a muchos geógrafos del siglo XIX. Ellos vieron la posibilidad de transferir las tesis de la selección natural a los estudios de las relaciones hombre/tierra de donde se desprende el siguiente planteamiento: de la misma forma que los organismos vivos necesitan adaptarse a las condiciones del medio para sobrevivir, los hombres requieren adaptar sus modos de vida de acuerdo con el lugar donde habitan.

El objeto de estudio de lo geografía es el espacio construido por la relación existente entre el hombre y la naturaleza
El objeto de estudio de la geografía es el espacio construido por la relación existente entre el hombre y la naturaleza.

Conceptos propios de la biología (órganos, funciones y metabolismo) entraron a formar parte del estudio de las regiones y lugares, de los suelos y formaciones vegetales, como si estuvieran dotados de órganos y funciones interdependientes. Con este nuevo enfoque la geografía empezó a verse como una ciencia aplicada y su dinamismo cambiante la alejó de la forma estática, con la que se había concebido hasta entonces.

Leer más:La Geografía en los siglos XIX y XX

La Hidrosfera

La hidrosfera se define como la parte del agua que se encuentra sobre la superficie terrestre. La temperatura media de nuestro planeta (unos 15 °C) permite la existencia del agua en sus tres posibles estados: sólido, líquido y gaseoso, estando presente en los continentes, en los mares y océanos, y en la atmósfera.

La hidrosfera incluye los océanos, mares, ríos, lagos, agua subterránea, el hielo y la nieve
La hidrosfera incluye los océanos, mares, ríos, lagos, agua subterránea, el hielo y la nieve.

Leer más:La Hidrosfera

La Luna

Una de las características que singularizan a la Tierra es la de poseer un satélite que, además de ser uno de los más grandes del sistema solar, es el que guarda una mayor proporción con respecto al tamaño de su planeta correspondiente.

La Luna
Aunque se ve brillante, la Luna es uno de los cuerpos celestes con el albedo más bajo; tan sólo refleja un 7% de la luz que recibe del Sol, siendo tal brillantez únicamente debida a la escasa distancia que nos separa de ella, unos 384.000 km.

La densidad de la Luna es muy inferior a la de la Tierra, unas 3,6 veces la del agua. La aceleración de la gravedad en la superficie es 1/6 de la terrestre, y la velocidad de escape, de 2,4 km/s. Es precisamente esta pequeñísima velocidad de escape la que hace que no pueda retener una atmósfera compuesta por moléculas relativamente ligeras, como las que constituyen la atmósfera terrestre. Una de las principales consecuencias que tiene esta ausencia de atmósfera son las enormes variaciones de las temperaturas, que oscilan entre los 107 °C durante el día y los -173 °C por la noche, produciéndose tan radicales variaciones en tan solo una hora.

Leer más:La Luna

La Tierra: Ciencias de estudio

Petrología
Los primeros trabajos geológicos trataban las rocas como medio, los fines eran estratigráficos y de geología histórica. Posteriormente, cuando el estudio de las rocas es considerado un fin en sí mismo, comienza a desarrollarse la petrología.

Nuestro planeta, la Tierra, es el tercero de los ocho planetas que giran alrededor del Sol. Se encuentra a una distancia perfecta para que se desarrolle la vida, ya que brinda la temperatura ideal para tener agua en estado líquido, luz y calor. La geología es la ciencia que trata de la estructura exterior e interior del planeta Tierra, de la naturaleza de las materias que lo componen y su formación, y de los cambios o alteraciones que ésta ha experimentado desde su origen. Sin embargo, y debido al vasto campo de acción que debe cubrir, la geología no sólo se apoya en otras ciencias para dar explicación a la multitud de fenómenos que estudia, sino que tiene a su vez que dividirse en numerosas e importantes ramas o disciplinas. Así, se pueden considerar las siguientes grandes ramas:

Leer más:La Tierra: Ciencias de estudio

La Tierra: Métodos de estudio

Perforación de la corteza

Las observaciones directas de la Tierra se limitan a los kilómetros superficiales de la misma (aproximadamente 15 km), mediante la realización de sondeos, pozos, etc. Aunque se han efectuado sondeos directos a mayor profundidad, éstos plantean unas dificul­tades técnicas y un coste económico que ha determinado el uso de métodos indirectos para el estudio del interior terrestre. Entre los principales se encuentran los siguientes:

Métodos sísmicos

Leer más:La Tierra: Métodos de estudio

Lectura y manejo de las convenciones

Los mapas son representaciones geográficas a escala, que sirven para ubicar lugares y hechos importantes. Para las diferentes convenciones que los conforman se usan símbolos, que son acuerdos universales, de modo que todas las personas que lean un mapa lo interpreten de igual forma.

Estos símbolos constituyen el lenguaje de los mapas. Para facilitar su comprensión, en la parte inferior o al lado de los mismos, suele incluirse un recuadro donde se explican las correspondencias utilizadas. Las convenciones varían de acuerdo al tipo de mapa (que puede ser físico, temático o histórico).

Mapa físico de África  Mapa físico de África

Leer más:Lectura y manejo de las convenciones

Lluvia de meteoros

Lluvia de meteoros

La lluvia de meteoros es un fenómeno astronómico que se produce principalmente por el paso de la Tierra a través de una zona “sucia” del espacio donde hay, por ejemplo, restos que un cometa va dejando en su trayectoria orbital alrededor del sol. Ese material ingresa a la atmósfera terrestre, se incinera y este suceso se observa como una ráfaga de luces que cruza la bóveda celeste.

Leer más:Lluvia de meteoros

Los Océanos

Océanos

Dos tercios de la superficie terrestre están cubiertos por los océanos. Así mismo, el fondo del mar ha sido modelado por los movimientos de la corteza terrestre durante millones de años, formándose cordilleras volcánicas, fosas profundas, cuencas y mesetas.

Las corrientes oceánicas redistribuyen constantemente agua caliente y fría por todo el globo. Una importante corriente caliente como “El Niño” en el océano Pacífico, puede aumentar la temperatura superficial hasta 8° C, provocando cambios en el clima que ocasionan sequías o inundaciones.

Leer más:Los Océanos

Medio ambiente y sociedad

Medio ambiente y sociedad

Los efectos negativos de la utilización irracional de la naturaleza y sus elementos como un simple conjunto de recursos explotables, ya se hacen notar. Por eso, es vital que en el conjunto de la sociedad se produzca una concienciación de los problemas ambientales a los que se enfrenta. Conociendo la raíz de tales problemas se pueden aplicar las posibles soluciones.

Leer más:Medio ambiente y sociedad

Más articulos

Subcategorías