contadores de paginas web

Parque Nacional Natural Tuparro

Parque Nacional Natural Tuparro

El Parque Nacional Natural Tuparro se localiza en los llanos orientales de Colombia, en el departamento de Vichada con límites con Venezuela. Se extiende sobre una gran sabana bañada por el río Orinoco y sus afluentes. Su paisaje semeja un mar de hierbas, apenas salpicado de matas de monte y cortado por corredores de bosque que siguen el curso de los ríos. El Orinoco traza su límite oriental; el caño Hormiga, el occidental; el río Tomo, el norte; y los ríos Tuparrito y Tuparro, el sur.

En el parque se encuentran representados cinco biomas principales: la selva de transición entre la Orinoquia y la Amazonia, compuesta por plantas del alto río Negro, entre ellas árboles semicaducifolios; la vegetación que crece sobre afloramientos rocosos donde el horizonte de suelo y la acumulación de agua son muy pobres; los bosques que se establecen a orillas de los cursos de agua; y las sabanas, que abarcan la mayor parte y pueden dividirse en inundables y «alto llano».

Raudal de Maipures

El raudal de Maipures es uno de los escenarios más imponentes del Parque Nacional Natural Tuparro, en donde se unen los ríos Tuparro y Orinoco. Uno de sus principales atractivos es el balancín, ícono del parque por tratarse de una roca suspendida sobre otra, que pese a las fuertes corrientes se ha conservado inmovil por cientos de años.

El raudal de Maipures, que Alexander von Humboldt describió como la octava maravilla del mundo, es una sucesión de diques de rocas que aprisionan al Orinoco y conforman, frente al parque, más de cinco kilómetros de cataratas y remolinos. El río Tuparro, cerca de su desembocadura en el Orinoco, forma también algunos raudales de gran belleza.

La fauna de la Orinoquia es densa y diversa. Entre los mamíferos se destacan cinco primates: araguatos, micos de noche, viuditas, maiceros cariblancos y cornudos. Los perros de agua y las nutrias, casi extintos por presiones de cacería en la mayor parte del país, se encuentran aún en ríos como el Tomo, al norte del parque. Dos raros cánidos se han reportado para el área. También quedan algunos mieleros, tigres mariposos, pumas, gatos servantes y tigrillos. Abundan los conejos sabaneros y algunos cachicamos o armadillos como el sabanero y el ocarre, y hay importantes poblaciones de osos palmeros y hormigueros, ardillas, ratas arborícolas, chiguiros, lapas, toninas, báquiros y venados soches, lochos y sabaneros.

Chiguiro del Orinoco

El comercio de la carne de chigüiro se ha convertido en una problemática ambiental. Es considerado un delito, de acuerdo con el artículo 328 del Código Penal, el ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables. En el caso particular de la fauna silvestre, es necesario tener un permiso previo para el ejercicio de la caza, salvo si es por subsistencia.

La abundancia y diversidad de aves de los Llanos es formidable. Hay más de 320 especies, entre residentes y migratorias. Paujiles, pavas y guacharacas viven en los bosques de galería y las matas de monte; gabanes, garzones, corocoras blancas y rojas, garzas paleta, tautacos o coclís y patos reales se concentran en las sabanas inundables; reyes zamuros, tiranas, alcaravanes, torcazas guarumeras, mochuelos, mirapalcielos y carpinteros enanos sobrevuelan la gran sabana o se refugian en las orillas del bosque; gallitos de roca anidan en las moles rocosas.

Los grandes reptiles fueron muy perseguidos antes de la declaratoria del parque; por eso no son tan abundantes como cuentan las crónicas de los naturalistas que visitaron la zona hace cerca de 200 años. Hay tortugas terecayes, caimanes del Orinoco, babillas, cachires, lagartos semiacuáticos, matos o caripiares, lagartos arborícolas y gecos.

Pesca en el río Orinoco

Una gran diversidad de peces vive en los ríos y caños. Algunos migraron de la Amazonia a través del caño Casiquiare, que une al río Orinoco con el Negro. Hay bagres, payaras, rayados, valentones, pavones, temblones y pirañas.

Durante la Conquista, el área estaba habitada por grupos de guahibos nómadas que ocupaban las cuencas de los ríos Meta, Tomo y Tuparro. En el siglo XVIII se establecieron los misioneros en el alto Orinoco: en 1754 fundaron el caserío de Maipures y más tarde la misión del mismo nombre; en 1757 los jesuitas fundaron San Fernando de Atabapo, en la confluencia de los ríos Atabapo, Orinoco y Guaviare, para prevenir la entrada de los portugueses al Orinoco a través del río Negro y el caño Casiquiare.

Cuando Humboldt remontó el Orinoco en compañía del botánico francés Airné Bonpland, visitó comunidades de indios maipures, cerca de los raudales. Tal vez fueron ellos quienes bautizaron al río como Orinoco, que en algún dialecto significa «danta». A mediados del siglo XIX ya estaban extintos. Actualmente, algunas comunidades de guahibos seminómadas viven en el parque. Otra comunidad, también seminómada, ocupa las inmediaciones del río Tuparro. Se les ha observado transportando brasas, lo cual hace suponer que no saben producir fuego. Se les llama cuivas y su contacto con la “civilización” es mínimo.

Comunidad guahibo

Los guahibo son el pueblo indígena más numeroso de la zona de influencia del Orinoco. Su lengua forma parte de la familia lingüística de las lenguas guahibanas. La siembra, cuidado, recolección y procesamiento de la yuca amarga es su actividad principal.

 

DATOS

Declaratoria: Resolución ejecutiva 264, septiembre de 1980.

Ubicación: Departamento de Vichada, municipio de Puerto Carreño.

Poblaciones cercanas: Puerto Carreño; Santa Rita y Arebe, corregimientos de Cumaribo, Vichada. 

Área: 548.000 hectáreas

Temperatura: 27 °C

Meses lluviosos: abril - noviembre

Meses secos: diciembre – marzo

Precipitación: 1.905 mm anuales en la desembocadura del río Tomo en el Orinoco y 2.363 mm en El Tapón, extremo oeste del parque.

Mapa de la ubicación geográfica del Parque Nacional Natural Tuparro

Mapa de la ubicación geográfica del Parque Nacional Natural Tuparro

Referencia:
Gran enciclopedia de Colombia (2007). Círculo de lectores S.A.