contadores de paginas web
Imprimir

Juegos de naipes: El bridge

 
 

El bridge

El bridge es en los juegos de naipes, el equivalente del ajedrez, en los de fichas. Un juego de lógica y de reflexión que deja muy poco al azar. Con la baraja francesa, cuatro jugadores, divididos en dos parejas, se colocan alrededor de la mesa: la pareja norte-sur juega contra la pareja este-oeste. Se reparten 13 naipes para cada jugador, que deben ordenarlos por el palo y valor jerárquico. El objetivo del juego es sencillo: cada pareja de jugadores debe evaluar sus cartas y prever el número de bazas que puede realizar. Por consiguiente, el juego comienza con una serie de subastas que permiten a los jugadores tener una idea aproximada de la mano de cada uno. El que haya hecho la declaración más alta debe luego cumplir su contrato realizando una serie de bazas: a esto se llama carteo.

Un poco de historia

De los tres grandes juegos de naipes clásicos que hicieron furor en algunos países en el siglo XIX, sólo el bridge y la belote gozan aún hoy de gran éxito. Sin embargo, el piquet o juego de los cientos fue calificado en 1892 por una asamblea de especialistas procedentes de Europa como el más clásico juego de naipes, aunque haya sido reemplazado por el bridge y la belote. Así se ha acabado la larga vida de éxito del piquet, juego de naipes que, en el siglo XVII, un notario francés llamado Claudio Piquet codificó sus reglas.

El whist fue el primer gran juego inglés de sociedad
El whist fue el primer gran juego inglés de sociedad. Se considera que el bridge es un antecesor de este juego de naipes de la baraja inglesa, adaptado en tiempo y espacio a la baraja francesa.

En Europa, hacia 1860, los jugadores de whist empezaron a jugar al bridge. Desde esa época comenzó a propagarse por el mundo. En Norteamérica, hacia 1925, Harold S. Vanderbilt, reglamentó el juego acomodándolo a las exigencias de unificación de criterios, con los que se rige el bridge en la actualidad. En 1958 se funda la Federación Mundial de Bridge, que se encarga de realizar torneos por todo el mundo por medio de sus federaciones nacionales ubicadas en los 5 continentes.

El bridge de contrato

En el bridge, cada naipe tiene un valor diferente que depende del palo al que pertenece y su lugar en el orden jerárquico. Los dos palos “mayores” son las picas y los corazones, los palos “menores” son los diamantes y los tréboles. Los “honores”, que son el as, el rey, la dama y el joto, valen de cuatro puntos a uno. Una vez acabada la subasta, el jugador que la ha ganado debe cumplir su contrato realizando el número de bazas puntuables que ha pedido.

El contratador es aquel que ha hablado de último anunciando la subasta más alta. El sistema utilizado durante la subasta es para el principiante, el aspecto más complejo del bridge, siendo objeto de toda una literatura especializada. Los profesionales están de acuerdo en una serie de puntos fundamentales. El jugador sólo puede hacer un “envite”, es decir, comprometerse a realizar un cierto número de bazas, si tiene 12 puntos de honores en su juego. Si no los tiene, dice “paso”, dejando la palabra a su vecino. Toda declaración debe ser más alta que la anterior, tal como lo sugiere el término de subasta: así, cuando un jugador abre con una carta del palo de diamantes, el siguiente no puede anunciar un trébol, ya que los diamantes son superiores a los tréboles. Se llama “doble” al hecho de replicar a la declaración del adversario, que, a su vez, desde que ha sido “doblado”, puede “redoblar”. El “doble” y el “redoble” tienen como finalidad doblar o cuadruplicar el valor de los puntos.

La contabilidad del bridge
La contabilidad del bridge está reglamentada, y se realiza según unas tablas de puntuación especiales, para un principiante son muy complejas.

En el whist, el triunfo se determina poniendo boca arriba una carta elegida al azar. Todas las cartas que pertenezcan al mismo palo que la elegida serán triunfo. El bridge representa un refinamiento en este campo, ya que el triunfo se determina durante la subasta. Cada jugador puede escoger el triunfo a condición de que declare la subasta más alta. Si ésta es de 6 piques, el triunfo será el palo de piques durante toda la vuelta. Al igual que el whist, también puede jugarse sin triunfos.

El “muerto”, llamado así porque su juego está boca arriba sobre el tapete y su compañero juega por él. En realidad, está muy vivo, ya que ayuda al declarante o contratador a cumplir su contrato. Los naipes del muerto están agrupados por el palo, los triunfos están colocados a su derecha. El muerto es, simplemente, el compañero de aquel que ha arrebatado la subasta. El muerto está obligado a destapar su juego poniendo sus cartas boca arriba sobre la mesa, por lo que su participación a lo largo de la partida es bastante reducida, pero no por ello poco importante.

El “reparto” es la configuración conjunta de las cartas una vez distribuidas entre los jugadores. El término “mano” se aplica a cada uno de los cuatro juegos que poseen los jugadores. Al igual que en la mayoría de los juegos de naipes, el jugador de bridge está obligado a bajar el palo pedido y sólo puede utilizar el triunfo si no tiene naipes de ese palo.

Juego de Bridge
En algunas competencias, las tablillas están pre-repartidas antes de la competencia, especialmente si las mismas manos van a ser jugadas en muchos lugares, por ejemplo, en un torneo nacional o internacional.

Bazas puntuables

Una baza está formada por las cuatro cartas que se juegan en una misma vuelta, de las que cada jugador baja sólo una. Un jugador gana una baza cuando se lleva las 4 cartas. En el bridge, la baza es ganada por el equipo. Las bazas puntuables son todas las bazas ganadas por el contratador a partir de la sexta. El capote consiste en llevarse todas las bazas, o sea, llevarse las 9 bazas de las 9 vueltas. Este logro concede 100 puntos de gratificación al jugador que lo consigue.

El pequeño y el gran eslam

Al bridge se juega con 52 cartas que se distribuyen en su totalidad entre los jugadores en cada partida. Cada jugador tiene 13 naipes en la mano. Una vez acabada la subasta, comienza el juego de cartas propiamente dicho: el carteo. Hay que realizar un total de 13 bazas. El jugador que consigue hacer 12 de las 13 bazas hace un pequeño eslam. Esto debe haberlo anunciado durante la subasta. Cuando un jugador consigue hacer todas las bazas ha realizado un gran eslam. El gran eslam permite ganar puntos solamente si ha sido declarado durante la subasta.

Vulnerabilidad

En el bridge se dice que una pareja se hace vulnerable cuando ha ganado una manga, o sea, que ha realizado 100 puntos. Se denomina así porque, si pierde, su penalización será mayor y, al contrario, si gana, será mayor la gratificación concedida.

Torneo de Fallas de Bridge 2018 realizado en Valencia, España.
Torneo de Fallas de Bridge 2018 realizado en Valencia, España.

 
 

Deportes