contadores de paginas web
Imprimir

Juegos de naipes: La báciga

La báciga

La báciga es un juego de naipes que procede de Limousin (región de Francia), donde, a comienzos del siglo XIX, se practicaba con pasión bajo el nombre de “bézy” o “bési”. Un cuarto de siglo más tarde logró granjearse los favores de los salones parisienses. La palabra báciga designa la combinación dama de picas - jota de diamantes.

Este juego, en su modalidad más difundida, utiliza dos barajas de 32 naipes mezclados y en él se enfrentan dos jugadores. Se reparten nueve cartas a cada jugador y se pone boca arriba, bajo el mazo, la última, que será el triunfo. Cada jugador, por turno, tira una carta. El orden jerárquico de los naipes es el siguiente: as, diez, rey, dama, jota, nueve, ocho, siete. La carta más alta tirada por un jugador gana la baza. Este jugador roba una carta del mazo. El juego consiste en, además de acumular puntos ganando bazas, guardar en la mano las combinaciones que conceden mayor número de puntos y que se contarán al finalizar la partida.

En la báciga se pueden hacer nueve tipos de combinaciones que conceden al jugador los siguientes puntos: báciga doble: 500 puntos; escalera máxima de triunfo (del as a la jota): 250 puntos; cuatro ases: 100 puntos; cuatro reyes: 80 puntos; cuatro damas: 60 puntos; báciga: 40 puntos; cuatro jotas: 40 puntos; tute (rey-dama), salvo el que pertenece al triunfo (que vale 40 puntos): 20 puntos.

Combinación de 4 ases
Combinación de 4 ases. En la báciga, se utiliza la baraja francesa, sin los 2 Comodines, ni las cartas del 2 a 6.

Toda combinación puede ser bajada por un jugador en cualquier momento de la partida si ha ganado ya, al menos, una baza. Al bajar las cartas sobre la mesa podrá adjudicarse los puntos que le corresponden en virtud de la combinación realizada.

En el juego de la báciga, mientras queden cartas en el mazo, no es obligatorio fallar ni seguir el palo. Se puede fallar incluso teniendo cartas del palo, en juego. Los jugadores tienen, pues, una gran libertad mientras hay cartas en el mazo. En revancha, una vez que se agotan, el jugador está obligado a bajar el palo en juego o a fallar.

Las combinaciones

Las cartas de la combinación se bajan sobre el tapete y el jugador se apunta el valor correspondiente a su combinación. Las cartas permanecen sobre la mesa, pero se pueden volver a utilizar en cualquier momento, como si fuesen naipes de la mano. En todo caso, las cartas de las combinaciones volverán a incorporarse a la mano cuando se agote el mazo.

Carta que marca el triunfo

Ocurre siempre que, en un determinado momento de la partida, el mazo tiene sólo dos cartas: la que ha marcado el triunfo al empezar la partida y otra que está boca abajo y que la tapa. El jugador que gana la baza, en este momento, coge la carta que está boca abajo, el otro coge el triunfo.

Palo de triunfo
Palo de triunfo es la denominación que se da en los juegos de cartas por bazas, al palo que otorga a sus cartas mayor valor que las de los otros palos.

Existen distintas posibilidades de hacer combinaciones: una o varias cartas bajadas, que han formado una combinación, pueden servir para formar una nueva, pero en ningún caso pueden utilizarse para reconstruir la misma. Así, un simple tute de triunfo que vale 40 puntos puede transformarse en escalera máxima de triunfo si se le añaden tres cartas complementarias: jota, diez y as. Entonces, el jugador se suma los puntos correspondientes a la escalera máxima, además de los que ha obtenido por el tute de triunfo.

Fin de la partida

Al acabarse el mazo, cada jugador contará los puntos que ha ganado en las combinaciones. Si ninguno ha conseguido hacer 1.500 puntos, se debe contabilizar el número de “briscas” del juego, es decir, que cada jugador cuenta el número de ases y dieces que tiene. Cada diez o cada as vale 10 puntos. El total de los puntos de las briscas se añade al total de los puntos de las combinaciones. Si uno de ellos logra tener más de 1.500 puntos, es el vencedor. Si no, se procede a dar otra mano.

La báciga
En el momento que un jugador logre hacer 1.500 puntos, lo anuncia. Entonces no es necesario terminar la partida agotando el mazo, basta con ganar el número de puntos que faltaban para llegar a 1.500.

Número de jugadores en la báciga

Cuando se juega a la báciga con tres jugadores, se utilizan tres barajas de 32 naipes, en vez de dos. La partida transcurre igual que con dos jugadores. Pero existe una nueva combinación: la báciga triple. Para hacer la báciga triple y ganarse los 1.500 puntos que se ofrecen a su afortunado dueño, hay que tener en la mano y bajar al mismo tiempo tres damas de picas y tres jotas de diamantes. Esta combinación es bastante difícil de hacer y bien merece la victoria. La báciga practicada con cuatro jugadores utiliza cuatro barajas de 32 naipes. Esta vez, los jugadores juegan por equipos, dos contra dos.

La báciga china

Esta variante de la báciga tradicional tiene un mayor número de combinaciones realizables y una mayor flexibilidad de construcción: todas las combinaciones se pueden reformar y completar. El vencedor es el que consigue hacer antes 10.000 puntos. Las nuevas combinaciones son las siguientes: la báciga cuádruple: 4.500 puntos; cuatro ases de triunfo: 1.000 puntos; cuatro reyes de triunfo: 800 puntos; cuatro damas de triunfo: 600 puntos; cuatro jotas de triunfo: 400 puntos; escalera máxima sin triunfo: 150 puntos.

La báciga
Las combinaciones de la báciga dependen de la zona geográfica donde se juegue. Pues, ha tomado diversas características a través del tiempo y el espacio.

Deportes