Juegos de mesa: Las damas

 

Tablero de damas para competencias internacionales

A pesar de lo que pudiera creerse, la palabra «damas» no constituye un homenaje a las mujeres. Se entiende que este término deriva del holandés dam, que significa dique, muralla. El primer esbozo de este juego nació en Europa, durante el Renacimiento; combinaba las reglas del juego español del alquerque o tres en raya con la utilización del tablero de ajedrez.

Su antepasado: el alquerque

El alquerque se juega sobre una red de cinco líneas verticales, cinco horizontales y las diagonales que forman 25 intersecciones. Se basa en desproveer o de bloquear al adversario saltando sobre sus fichas. Es obligatorio comer, al que no lo hace se le sopla su ficha.

El alquerque es de origen egipcio El alquerque
El alquerque es de origen egipcio, fue introducido en España por los árabes. La ilustración, del Libro de los juegos (1282) de Alfonso X el Sabio, muestra el comienzo de una partida.

El juego de damas a la francesa

El juego practicado sobre un damero de 100 cuadros y con las reglas que se ejercen comúnmente en Francia se llama «a la polaca». Curiosamente, al introducirse el juego en Polonia y otros países, se lo denominó «a la francesa». Las reglas difieren según los países. Sin embargo, a pesar de la diversidad el juego “a la polaca” se generalizó hasta ser el reglamentado en las competiciones internacionales actuales.


Sus reglas son: en teoría, cuando se puede comer es obligatorio hacerlo; antes del siglo XX, existía la costumbre de soplar la ficha del que había omitido comer o lo había hecho a menos fichas de lo que era posible. Ahora, el adversario puede elegir o bien acepta la jugada irregular, si eso le conviene, o bien obliga al otro jugador a efectuar la jugada que debe. Si un jugador puede elegir entre varias cadenas de presas, ejecutará aquella que le reporte el mayor número de fichas, incluso en el caso de que no le interese a largo plazo; cuando un jugador come varias fichas, no debe retirarlas del tablero hasta que haya acabado su recorrido, con el fin de evitar falsear el juego, creando otras posibilidades de comer; cuando una ficha se convierte en dama durante una cadena de saltos, no debe parar al hacerse dama, sino acabar sus presas, quedándose en simple peón.

El juego de damas
Tablero de damas para competencias internacionales. Las “damas polacas” o “damas internacionales” es una de las variantes más extendidas a nivel mundial. Hay otras dos variantes casi idénticas, que tan sólo se diferencian por el tamaño del tablero: las Damas Brasileñas y las Damas Canadienses.

El juego de damas francés tiene el mismo origen que el inglés. La captura de las fichas del adversario no era obligatoria en el siglo XII, y no lo fue hasta el XVI. Cada ficha que se olvidaba comer era soplada, es decir, retirada del juego. La nueva regla le dio el nombre de «juego forzado» y el antiguo se llamó «juego complaciente». Las reglas del juego de damas actual son las del forzado.

Las damas españolas

Las damas españolas se juegan sobre un damero de 64 casillas y las fichas se colocan en los cuadros negros. Los peones se desplazan como en el juego inglés, pero las damas como en el francés. Es obligatorio comer el máximo número de piezas y se tiene el derecho de soplar. Es una de las versiones más extendidas en el mundo occidental.

El juego italiano

En las damas italianas, el tablero y la disposición de las fichas son los mismos que en el juego español. Los movimientos de las fichas y de las damas son como los de las damas inglesas. Se está obligado a comer el máximo número de fichas y las damas prioritariamente. Está permitido soplar. Si un jugador pierde sin haber hecho una sola dama se considera como un capote y pierde dos partidas, en lugar de una.

Las damas
La opinión generalizada es que las damas surgieron de jugar en un tablero de ajedrez el juego del alquerque. Tanto las damas como el alquerque tenían doce piezas por jugador. No existe consenso en el lugar de origen, aunque generalmente se sitúa entre España y Francia hacia el año 1000.

El «shaski» ruso

Las damas rusas o shaski tienen las mismas reglas que el juego francés, salvando dos detalles: se admite libertad de elección en caso de poder comer más de una ficha, y si una ficha pasa por la octava fila en el curso de una cadena de saltos, se convierte en dama y prosigue su ruta como tal.

Las damas turcas

Las damas turcas se juegan sobre un damero de 64 cuadros, con 16 fichas en cada parte. Estas se sitúan en todas las casillas de la segunda y tercera filas de cada bando. Las fichas se mueven una casilla adelante, a la derecha o a la izquierda, pero no hacia atrás, ni en diagonal. Comen, igualmente, en las tres direcciones. Las fichas se convierten en damas cuando alcanzan la octava fila, y entonces se desplazan como una torre de ajedrez. Es obligatorio comer lo máximo. En caso de comida múltiple, las fichas se retiran según se va pasando.

Fanorona

El fanorona
El fanorona consta de tres versiones estándar: Fanoron-Telo, Fanoron-Dimy y Fanoron-Tsivy. La única diferencia entre estas variantes es el tamaño del tablero sobre el cual se juega.

Este juego de damas malgache (el malgache es la lengua hablada por casi la totalidad de la población de  la isla de Madagascar) se inspira en el antiguo juego del molino de 24 fichas. Aquí son 44 las que ocupan todas las intersecciones del tablero, salvo una, formadas por nueve rayas verticales y cinco horizontales. El juego consiste en comer las fichas del contrario o en inmovilizarlas. La partida, constituida por 10 mangas, se disputa entre dos adversarios. También el fanorona está cargado de simbolismo. Las fichas representan el alimento, se «comen» o se «dan a comer».

El Juego de la estrella

Denominado más comúnmente damas chinas, el juego de la estrella, es una variante del juego del halma (salto, en griego), que nació en Suecia en el siglo XIX y se jugaba sobre en un tablero cuadrado. Se juega en las intersecciones de un damero con forma de estrella de seis brazos. El número de jugadores puede oscilar entre dos y seis. Cada uno dispone de 15 fichas, que coloca en los agujeros de su «casa», uno de los brazos de la estrella. Las fichas pueden ser del color de los brazos de la estrella. Determinados tableros no contienen más que diez agujeros en cada «casa».

El Juego de la estrella
Esta estrella, en madera enmarcada, es uno de los primeros hop ching construidos en Nueva York por J. Pressman &. Co. hacia 1870-1880.

El objeto de las damas chinas es efectuar lo más rápidamente posible el transporte de las fichas a la «casa» opuesta a la de partida. Las bolas pueden avanzar «al paso» o saltar una bola vecina, en el caso de que el próximo agujero esté vacío

Las damas inglesas

Denominado «draughts» en Inglaterra y «checkers» en Estados Unidos, el juego de damas inglés es el practicado en Francia desde el Medievo, bajo el nombre de «fierges». Fue inventado hacia el año 1000, combinando un damero de 64 casillas y el desplazamiento de las fichas del alquerque. Cada jugador posee 12 fichas, llamadas «fers», que viene del nombre de la reina en el ajedrez medieval. Su movimiento era el mismo que el de aquélla, que avanzaba o retrocedía un paso en diagonal en cualquier dirección. Actualmente, en las damas inglesas, las fichas se desplazan como en las francesas, pero sólo pueden comer hacia adelante. La dama no se mueve más que una casilla, en cualquier sentido, y puede comer incluso hacia atrás. Cuando hay varias posibilidades de comer, la elección es libre. Si un adversario omite el comer, el jugador puede no tenerlo en cuenta, obligar la presa o soplar la ficha que debía hacerlo. En este último caso, le toca jugar a él, ya que «soplar no es jugar».

 “Disputa en torno a un tablero de damas” Juegos de todo el mundo. Edición 1978, pág. 86
“Disputa en torno a un tablero de damas” Juegos de todo el mundo. Edición 1978, pág. 86.

 

Deportes

contadores de paginas web