Juegos de destreza: Bolos, rana y palos chinos

 

Los bolos

Los bolos

Este juego se remonta al siglo XII y es de origen francés. El material consiste en nueve bolos de altura y peso variables, de madera, más estrechos en la punta que en la base, de los cuales uno es más grande y más pesado que los demás. Mediante una gran bola de madera maciza que pesa tres o cuatro kilos y que tiene dos perforaciones redondas, los jugadores deben abatir los bolos, dispuestos habitualmente en cuadrado, en tres filas de tres.

Se trata de apuntar a los bolos, otras veces dispuestos en cuadrado, hoy, más acertadamente en triángulo. Para esto, los jugadores de antaño balanceaban una bola unida a una cadena y la lanzaban al centro del cuadrado de bolos para alcanzar el central, llamado rey. Desde que existen las bolas con orificio, los jugadores se colocan a unos metros de distancia de los bolos y lanzan la bola de tal forma, que derrumbe el mayor número posible de ellos, de un solo tiro.

Boliche
Antiguamente se jugaba a los bolos en la plaza del pueblo, hoy se juega al «bowling» o boliche en lugares especiales. A pesar de esta modernización, el principio del juego ha permanecido igual.

La rana

Consiste en un cofre dispuesto sobre unos apoyos, de 80 cm de altura aproximadamente, que tiene, tradicionalmente, 12 agujeros en su parte superior. En el centro del cofre hay una rana cuya boca está abierta. Los jugadores se sitúan a 3 m. de la rana y lanzan por turno diez fichas que tratan de introducir en la boca de la rana o en uno de los agujeros. Los agujeros más fáciles de alcanzar proporcionan menos puntos, los más difíciles más puntos. Se obtienen más puntos cuando se introduce una chapa en la boca de la rana.

La rana
Juego de rana tradicional

Los palitos chinos

Constituyen este juego pequeñas varillas de madera, hueso o marfil, muy finas, y de unos 10 cm de longitud. Algunas están unidas, otras llevan grabado un emblema. Son el rey, la reina, el abanderado, las cinco sotas y los ocho caballeros. Los palillos simples representan el ejército. Hay un total de 35 piezas. Participan dos jugadores. Los palillos se tiran en bloque sobre una mesa y los jugadores, por turno y con ayuda de un pequeño gancho, intentan separarlos sin tocar las piezas adyacentes. Se sigue jugando hasta cometer una falta. El ganador es el que consigue más puntos. El juego de los palillos es muy semejante al mikado oriental.

Los palitos chinos

Cada bastoncillo tiene un valor asociado a los colores que lleva:

Puntaje palos chinos

 

Deportes

contadores de paginas web