contadores de paginas web

La ética

La ética

La investigación filosófica de los problemas relativos a la conducta humana es la tarea de la ética o filosofía moralLa ética es la ciencia que precisa el carácter moral de los actos humanos. El aspecto moral constituye el objeto formal, y los actos humanos, el objetivo material. La palabra ética se deriva del griego ethos que significa carácter, modo habitual de obrar, y de la voz latina mos (moris), que quiere decir ciencia de las acciones humanas, de donde también se puede llamar a la ética, filosofía moral.

La mayor parte de los autores utilizan de manera indistinta estos dos términos como sinónimos; no obstante, hoy en día se tiende a distinguirlos como dos niveles diferentes de una misma realidad. Así, pues, ética es el estudio sistemático de la moral, que pretende enunciar los imperativos de la conducta moral del hombre, convirtiéndose en una disciplina normativa. La ética trata de establecer en qué consiste el valor de bondad que le damos a nuestros actos.

Moral, en cambio, es el conjunto de reglas de comportamiento que establecen la diferencia entre lo bueno y lo malo, en la búsqueda del perfeccionamiento del hombre. El hecho moral tiene un valor universal en todos los pueblos, desde los más primitivos hasta los más desarrollados. Todos ellos tienen una estructura moral que está arraigada en el ser mismo, pues brota de la conciencia, de la responsabilidad y de la libertad. Por ello se define al hombre como un ser moral.

La conducta

La conducta de una persona puede ser definida como buena o mala, según se vaya acercando o alejando del ideal moral construido en su sociedad.

FUENTES DE LAS QUE SE NUTRE LA ÉTICA

La razón: A través de la cual se logra deducir la identidad de los valores morales.

La experiencia: Por la cual el individuo y las sociedades asumen y jerarquizan la calidad de los actos morales.

La ley: Por la cual se establecen las normativas de los actos humanos. Existen dos clases de ley: Divina, que corresponde al plano sobrenatural y se traduce en preceptos religiosos; y humana, que es la establecida por quien ha sido reconocido como autoridad.

Los actos humanos: Es toda acción ejecutada por el hombre y movida por la razón y la libertad. Para que un acto humano sea enjuiciado como ético es necesario su reconocimiento previo sobre la calidad de la acción, y su voluntariedad, ósea la responsabilidad ante las consecuencias que implique ese acto. No siempre los actos humanos pueden ser realizados con absoluta libertad, en ocasiones, son condicionados por la ignorancia, que sería la falta de conocimiento sobre algo que tendría que ser accesible a la razón humana. Estos actos pueden ser movidos por:  

  • Violencia: Cuando la persona es obligada a realizar una acción en contra de su voluntad.
  • Pasiones: Impulsos emocionales repentinos que llevan a cometer un acto sin previa reflexión.
  • Miedo: Angustia de ánimo ante una posible amenaza.
  • Enfermedades psíquicas: Producidas a nivel mental o de integridad personal.

ignorancia

La ignorancia es la noción que indica falta de saber, de conocimiento, o de experiencia.

POSTULADOS SOBRE LA ÉTICA

A lo largo de la historia se encuentra un abanico de posibilidades sobre la moralidad, dependiendo del enfoque que le den sus partidarios. A continuación, se expondrán varios autores que han reflexionado sobre postulados éticos:

Ética del deber o kantiana: "El fundamento de la norma es el deber, siendo el criterio máximo de bondad moral el cumplimiento del mismo" (Emmanuel Kant).

Ética de las virtudes: "La felicidad sólo se encuentra en Dios, y ésta se alcanza mediante el ejercicio de las virtudes" (Tomás de Aquino).

Ética del superhombre: "No existe otra regla moral más que el propio desarrollo, con el fin de conseguir el poder y la grandeza; quien lo realiza se convierte en el superhombre, valor y meta de la humanidad" (Federico Nietzsche).

Ética marxista: "Como criterio de verdad existen la práxis, la acción, la producción, el trabajo, la eficacia histórica, todo lo que concuerda con ello es el bien moral" (Carlos Marx).

Ética cristiana: El modelo de vida lo encuentran en Jesús de Nazaret. "Sólo quien ama a los demás, comenzando por los más pobres, está con Dios".

Ética cristiana

En la ética cristiana el bien o el buen obrar está presente de modo intrínseco en la persona misma, ya que fue hecha a imagen y semejanza de Dios.

Neoplatonismo: "El fundamento de toda realidad es el uno, el nous, es decir, la inteligencia o espíritu. La imperfección se encuentra en la materia; por consiguiente, hay que purificarse de todo sensualismo mediante una ascesis rigurosa" (griegos: Platón, Plotino).

Estoicismo: "El hombre debe vivir de conformidad con la naturaleza, asumir todo lo que le sucede, sin apego ni resistencia, como medio para alcanzar la felicidad" (griegos: Xenón de Elea).

Epicureísmo: "El ideal del hombre es la búsqueda del placer, ya que es una aspiración del hombre de todos los tiempos. El último criterio de moralidad es el placer" (hedonismo). "Hay que saber calcular los placeres a fin de evitar al máximo el dolor" (griegos: Epicuro).

El hedonismo es la doctrina ética que identifica el bien con el placer

El hedonismo es la doctrina ética que identifica el bien con el placer, especialmente con el placer sensorial e inmediato.

LA CONCIENCIA

Las personas son las únicas que tienen comportamientos éticos o morales. El concepto de persona es céntrico en la reflexión ética, y una característica fundamental en el humano, es la conciencia. La conciencia es una realidad compleja, profunda y exclusiva del sujeto humano.

La conciencia, como conocimiento del propio ser y de su acción, permite al hombre comprenderse a sí mismo como proyecto. Cuando el hombre comprende sus actos como propios y con sentido de perfección, está ejerciendo su conciencia moral, ya que está surge de la comprensión de la conducta en relación con determinados modelos de perfección que, a su vez, están dados por los valores que posee cada persona. Entonces, la conciencia no es algo fuera de la persona, sino que es la misma persona expresándose, y en su propio dinamismo hacia la búsqueda de la plenitud de su ser. Para que la conciencia actúe perfectamente como norma de moralidad, se deben reunir tres condiciones:

Rectitud: Actuación de la conciencia conforme a los principios y valores de la persona, considerándose recta cuando actúe con autenticidad.

Verdad: Cuando se actúa de conformidad con la realidad se habla de conciencia verdadera; en caso contrario, de conciencia falsa.

Certeza: La seguridad en el buen obrar. No siempre se puede tener certeza absoluta, pero siempre, antes de obrar, se debe constatar que lo que se va a realizar es bueno o malo.

La conciencia ética es un juicio

La conciencia ética es un juicio, un acto de la inteligencia por el cual se juzga un hecho, conducta o suceso en particular, aprobándolo o reprobándolo.

LOS VALORES

El orden moral está constituido por los valores, los cuales son elaboraciones de la mente para identificar cualidades propias de los seres: pero para que dichas cualidades tengan valor han de significar algo para la persona, decirle algo, bien sea de interés o satisfacción. Por consiguiente, los valores son expresiones de las diferentes posibilidades y aspiraciones que el deseo de vivir suscita en las personas, por ello el valor depende de su realización con la vida.

Los valores cobran o pierden fuerza de acuerdo con la diversidad cultural de la persona, debido a que ella se va descubriendo en las cosas a medida que toma conciencia de las nuevas relaciones entre las cosas y El Ser. La variación depende del sentido que tenga para el hombre, en la medida en que se acerque a su ideal de perfección. Este sentido varía también de acuerdo con el tiempo, la cultura, la situación económica y las características de cada individuo.

Desapego

El ser humano se encuentra siempre en capacidad de descubrir nuevas relaciones y de abandonar aquellas que ya no significan nada para él.

Los valores se pueden clasificar en grupos, utilizando diferentes criterios. Cualquier clasificación depende de las dimensiones de la vida humana. Como, por ejemplo: valores morales, valores artísticos, valores intelectuales, valores biológicos, valores económicos, etc. Los valores están al servicio de la vida, ya que la vida humana constituye el máximo bien y, por consiguiente, todos los demás valores o bienes se subordinan a ella.

DEBERES Y DERECHOS

Con el fin que todas las personas puedan realizarse plenamente, es necesario determinar unos derechos y unos deberes. Todos los hombres tienen igualdad de derechos, se considera que algunos derechos son inalienables: (los derechos naturales). Los seres humanos cuentan con ellos por el hecho de ser personas, y no se le puede negar a ninguna, sin importar su credo, cultura, ideología política, etc. Existen otros derechos (conocidos como derechos positivos), los cuales son establecidos por una autoridad competente.

10 de diciembre de 1948 Derechos Humanos

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró solemnemente los derechos humanos. En 1991, la Constitución Política colombiana consagró los derechos de todo ciudadano.

Entre los principales derechos que tienen todas las personas, se encuentran los siguientes:

A la vida

A la integridad física

A la autonomía moral

A la libertad de expresión

Al trabajo

A la salud

A la educación

Al libre desarrollo de la personalidad

A llevar una vida digna

Para que estos derechos se cumplan, son respaldados por la normatividad de las Instituciones y del Estado, y son definidos por los mismos, tanto a nivel nacional como internacional. Se protegen los derechos firmando tratados, creando mecanismos de control, como en el caso de la constitución colombiana: la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, la Fiscalía, entre otros, y para que éstos se cumplan, se instauran acciones concretas como la acción de tutela.

acción de tutela

En Colombia la “acción de tutela” es un mecanismo que tiene por objeto la protección de los derechos fundamentales cuando estos resulten vulnerados o amenazados por la acción o la omisión de cualquier autoridad pública.

Referencia:

Consultor Estudiantil. Ciencias Sociales y Humanidades (2000). Prolibros Ltda.