contadores de paginas web

El saber humano

La palabra saber 

Kant

La palabra saber tiene muchas significaciones. Se ha dicho en tér­minos generales, que consiste en conocer las cosas con certeza, es decir, con un conocimiento firme y suficiente. Más correctamente el filósofo alemán Immanuel Kant, lo define como "el asentimiento suficiente, tanto desde el punto de vista sub­jetivo, es decir desde el sujeto que observa, como desde el punto de vista objetivo, es decir desde el fenómeno que se deja observar". 

El saber se distingue de la ignorancia, que es ausencia de conoci­miento, y de la opinión, que es un conocimiento probable al cual no se le presta asentimiento subjetivo ni objetivo, por lo cual lo expre­samos diciendo: creo que, pienso que, me parece... 

La palabra saber designa entonces un conjunto de conocimientos ciertos, que deben ser establecidos de forma racional y organizados con una estructura lógica.

Clases de saber

La forma más común de clasificar el saber lo divide en universal y particular. 

• El saber particular busca el conocimiento de un sector limitado de la realidad, corresponde a las ciencias particulares tales como la biología, la botánica, la medicina...

• El saber universal busca un conocimiento cierto de la realidad total, como por ejemplo, el conocimiento de qué es el bien y el mal, lo justo o lo injusto... A estas inquietudes responden: 

- El saber religioso: constituido por los principios y conocimien­tos que fundamentan el conjunto doctrinal de una religión, cual participan todas las personas que lo profesan. 

- El saber popular: constituido como fruto de la concienci colec­tiva que se formó a lo largo de la historia, a través de la expe­riencias individuales o del pueblo. Lo reconocemos en refranes como: "no por mucho madrugar amanece más temprano". 

- El saber filosófico: se pregunta por el origen de las cosa o pri­meros principios, con el fin de descubrir el sentido y la explicación de lo que ocurre a nuestro alrededor y dentro de nosotro mismos. 

El saber

El desarrollo de la racionalidad en el hombre es el fruto de un largo proceso biológico que le permitió tomar conciencia de sí y luego dominar la naturaleza. Ese proceso recibe el nombre de hominiza­ción, a partir del cual se le entregó al hombre la responsabilidad de administrar el mundo de un modo inteligente. 

La filosofía es el medio que le permite al hombre tomar conciencia de su responsabilidad con el mundo y consigo mismo.

Referencia:
VALERO, C. (2000). Filosofía 10. Editorial Santillana S.A.