contadores de paginas web

Reino de los hititas

Mapa del reino Hitita hacia el 1500 a.C.

A diferencia de otros pueblos de Oriente Próximo de origen semita, los hititas eran indoeuropeos, es decir, provenían de las regiones situadas entre Asia y Europa Oriental, y se asomaron al área mediterránea seguramente empujados por fuertes movimientos migratorios hacia Occidente de poblaciones nómadas de Asia. En la segunda mitad del III milenio a.C., habían emigrado hacia Anatolia, ya habitada por poblaciones autóctonas como los hatti.

Leer más

Egipto: Thutmosis III

Bajorrelieve de Tutmosis III dominando a sus enemigos. Templo de Karnak.

Buena muestra de la firme personalidad de Hatshepsut (la reina con barba) es que consiguiera mantener en la sombra durante tantos años a su hijastro Thutmosis III, que una vez hubo accedido al trono demostró ser uno de los faraones más enérgicos y gloriosos de la historia egipcia. Hijo del faraón Thutmosis II y de una esposa secundaria, Iset, rigió la suerte del reino durante cincuenta y tres años. Bajo su mandato, el imperio alcanzó la mayor expansión territorial, desde el Éufrates en Mesopotamia hasta la cuarta catarata en Nubia.

Leer más

Egipto: Hatshepsut, la reina con barba

Estatua de Hatshepsut en el Museo Metropolitano de Arte de New York

La reina Hatshepsut, o el rey, como probablemente habría preferido ser recordada, gobernó en Egipto durante más de veinte años, con la XVIII Dinastía. Tras la temprana muerte de su padre, Thutmosis I (su madre fue la esposa principal de este, la reina Ahmose-Nefertari), Hatshepsut vio como Thutmosis II, el hijo que su padre tuvo con una esposa secundaria, le usurpaba el trono por su condición de varón. Tuvo que acceder entonces a casarse con su hermanastro y consolarse con ser la reina consorte. Pero al quedar viuda y sin hijos varones, no quiso respetar la norma que la obligaba a casarse con un general del ejército o con un sacerdote para que su sangre real pudiese dar lugar a una nueva dinastía, y decidió ser ella esta vez quien tomara el trono y hacerse llamar “faraón hijo del dios Amón”.

Leer más

Egipto: La tumba del faraón

Tipos de tumbas de los faraones egipcios

A lo largo de su dilatada historia, la civilización egipcia alcanzó hitos de un excepcional desarrollo artístico y cultural. El arte, en todas sus expresiones, estaba principalmente al servicio del faraón (un dios en la tierra), y era destinado a la decoración de edificios públicos y religiosos. Sin lugar a dudas, las pirámides son su manifestación más representativa, y el interrogante sobre cómo consiguieron erigir los egipcios estas enormes construcciones sigue siendo uno de los grandes misterios de la historia.

Leer más

Egipto: El apogeo de la civilización

Fachada del Templo de Ramsés II en Abu Simbel

Tras la expulsión de los hicsos, de nuevo fueron los señores de Tebas quienes lideraron la recuperación egipcia. Los faraones de la XVIII Dinastía (1550-1292 a.C.) inauguraron el Reino Nuevo, la fase “imperial” de la historia egipcia, y recuperaron la eficiencia perdida en la maquinaria del estado. Thutmosis I inició una política de ampliación territorial tanto hacia el sur como hacia el este. La expansión hacia Asia fue proseguida luego por Thutmosis III, que en sus campañas llegó hasta el Éufrates y consiguió, en la batalla de Megido, detener el expansionismo de Mitanni, un pueblo de origen hurrita emplazado en el norte de Mesopotamia.

Leer más

Egipto: La invasión de los hicsos

Mapa de la Media Luna Fértil después de la invasión de los hicsos hacia 1700 a.C.

Los hicsos eran una de las distintas poblaciones asiáticas que, poco a poco, se habían establecido en Egipto a finales del Reino Medio. Su composición étnica era una mezcla de semitas, cananeos y de otros grupos que más adelante formarían el pueblo hebreo de la Biblia. La llegada de estas gentes se caracterizó por su lenta infiltración, un proceso que al principio no llegó a preocupar a los faraones, que no percibieron esta ola migratoria como una amenaza a pesar del aumento de la presencia cada vez mayor de pueblos extranjeros.

Leer más

Egipto: Las embarcaciones del Nilo

Las embarcaciones del Nilo

El río Nilo, llamado por los antiguos egipcios Iteru (“el gran río”), ha sido siempre la principal vía de comunicación y transporte de personas y mercancías de la región, especialmente porque el suelo egipcio está compuesto en su mayor parte por arena y arcilla, lo que dificultaba los desplazamientos por tierra. Por ello, los antiguos egipcios construyeron ligeras embarcaciones de madera que les permitían surcar plácidamente el río con la ayuda de la suave y constante brisa que llega del Mediterráneo y que facilita la navegación durante todas las estaciones. Por consiguiente, desde la más remota Antigüedad hasta hoy en día el pueblo egipcio ha utilizado el Nilo para desplazarse de una parte a otra del país.

Leer más

Imperio babilonio de Hammurabi

Medallón de mármol con el rostro de Hammurabi en el Capitolio de los Estados Unidos.

Los babilonios ocuparon la región meridional de la llanura mesopotámica entre los ríos Tigris y Éufrates, y por el norte llegaron hasta el emplazamiento actual de la ciudad de Bagdad. Hammurabi, sexto rey de la llamada primera dinastía babilonia, erigió el Primer Imperio babilonio, cuya capital fue Babilonia (también llamada Babel), una ciudad probablemente fundada por Sargón de Accad que se encontraba emplazada en el canal Arakhtu del río Éufrates. Con Hammurabi, los límites del imperio llegaron a extenderse hasta el golfo Pérsico.

Leer más

Imperio Asirio

Ubicación geográfica del Imperio Asirio hacia 1400 a.C.

Mientras en el sur de Mesopotamia se alternaban las culturas sumeria y acadia, en la parte alta del valle del río Tigris se asistió al ascenso de una nueva civilización, la de los asirios, que junto a los babilonios se disputaban el control sobre los territorios de la Media Luna. Los asirios ocuparon la parte centro septentrional de la región a principios del III milenio a.C., siendo este pueblo, una mezcla de gentes semitas que provenían del sur (Babilonia y Acadia), tribus no semitas del oeste, y kurdos caucásicos.

Leer más

La descolonización de África

Mapa de África que muestra el número de colonias que se independizaron por cada país colonizador

Mapa de África que muestra el número de colonias que se independizaron por cada país colonizador

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial el continente africano ingresa en una etapa de descolonización como consecuencia de los movimientos independentistas organizados dentro de las diferentes colonias. Aunque ya había cuatro países independientes (Liberia en 1847, Sudáfrica en 1910, Egipto en 1922 y Etiopía en 1941), es Libia la que se convierte en la primera colonia en lograr su independencia en 1951; seguida de Ghana en 1957. Más adelante las potencias europeas lamentarían este hecho, pues contribuyó a desencadenar las diferentes luchas por la independencia africana.

Leer más