contadores de paginas web
Imprimir

Mesopotamia: Aspectos geográficos

 
 

¿Qué es el Cercano Oriente?

Oriente es una noción europea de los siglos XVII y XVIII para designar a los pueblos que todavía no estaban bajo control directo de las potencias europeas. Oriente no existe como entidad geomorfológica por su diversidad de regio­nes; sin embargo, existen tres grandes espacios culturales: Cercano Oriente, Oriente Medio y Lejano Oriente.

Llanuras aluviales del Cercano Oriente


Ubicación geográfica de Mesopotamia en el mapamundi

El Cercano Oriente comprende dos llanuras aluviales, conocidas como Mesopotamia, regada por los ríos Tigris y Éufrates, y la del valle del Nilo, que forma el denominado Creciente Fértil. En estas regiones se desarrollaron pueblos como el sumerio, asirio, caldeo, hebreo, fenicio y egipcio. En la actualidad, la región de la Mesopotamia corresponde a los territorios ocupados por Irak, Siria e Irán.

Aspectos geográficos de Mesopotamia

Mesopotamia es una zona localizada al suroccidente del continente asiático. Limita al norte con los Montes Taurus; al oriente, con los Montes Zagros; al sur, con el Golfo Pérsico y al occidente, con el Desierto de Arabia y el Mar Mediterraneo. Mesopotamia, palabra que significa en griego "tierra entre ríos", abarca 140.000 km2 de superficie, encerrados entre los cursos del Tigris y del Éufrates.

La importancia de los ríos en Mesopotamia

Los ríos Éufrates y Tigris nacen uno muy cerca del otro en las montañas de Anatolia, y en su recorrido, toman diferentes direcciones atravesando la Mesopotamia de norte a sur. Antiguamente sus desembocaduras estaban separadas, pero lentamente, con el arrastre de aluviones, el Tigris y el Éufrates fueron rellenando el terreno, para unirse en un solo río, con el nombre de Chatt-el-Arab, que desemboca en el Golfo Pérsico por un delta pantanoso. En época de verano, cuando la nieve de los picos se derrite, el nivel de los ríos au­menta ocasionando desbordamientos e inundaciones. Lo mismo ocurre entre los meses de marzo y mayo en épocas de lluvias, cuando los ríos inundan toda la lla­nura, dejando una capa de limo que fertiliza las tierras. Para aprovechar las crecientes de los ríos, las cultu­ras mesopotámicas construyeron diques y canales de riego con el fin de contener y encausar las aguas. Incluso, crearon grandes represas que servían para almacenar el agua en épocas de sequía.

La Media Luna fértil


Mapa antiguo de la Media Luna fértil

En la antigüedad, Mesopotamia se caracterizó por ser una región fértil, donde prosperaron las acti­vidades agrícolas, ganaderas, orfebres y comercia­les. Por esta razón, la región fue conocida como la Media Luna fértil. Allí tuvo lugar el desarrollo de múltiples culturas a lo largo de la historia: los sumerios, los acadios, los babilonios y los asirios.

Por sus características físicas, Mesopotamia se dividía en tres grandes zonas:

La zona alta, conocida antiguamente como Asiría, se ubicaba al norte de Mesopotamia. Se caracterizó por ser una zona montañosa y seca, con escasa vegetación y suelos semiáridos apta solo para la cría de ganado menor, como las cabras.

La zona media, denominada Akkad o Babilonia, se encontraba situada en el centro de Mesopotamia y se localizaba en el punto más estrecho entre los ríos Tigris y Éufrates. Se caracterizó por sus grandes llanuras férti­les, con suelos aptos para la agricultura y una vegetación compuesta por arbustos bajos y palmeras.

La zona baja, llamada Súmer, comprendía el área ubicada al sur de Mesopotamia y se extendía hasta la desembocadura de los ríos en el Golfo Pérsico. Se destacó por tener un clima desértico, con suelos llanos, fértiles y pantanosos, que hicieron de esta zona un área apta para la agricultura. En la región de la Baja Mesopotamia, se producían cosechas abundantes de cereales; también se daban los árboles frutales, higueros, duraznos, cítricos, almendros y, especialmente, las palmeras, cuyas variedades de dátiles constituían un importante renglón alimenticio.


Chat-el-Arab, lugar de reunión de los ríos Tigris y Éufrates.

El clima

Por causa del relieve de la región mesopotámica exis­ten dos tipos de climas: el semiárido y el desértico. El clima semiárido presenta una temperatura entre los 10 y los 15 °C, predomina en la zona norte, en cercanías de los Montes Tauro y la Península de Anatolia, y se caracteriza por una gran cantidad de lluvias y precipi­taciones. Por su parte, el clima desértico es propio de las zonas centro y sur, presenta temperaturas entre los 20 y los 25 °C y, a diferencia del clima semiárido, se caracteriza por las pocas lluvias.

Mesopotamia: cuna de la civilización

Para el año 8000 a.C., muchos pueblos se instalaron en Mesopotamia donde la riqueza de los suelos permitió que empezaran a cultivar cereales como el trigo y la cebada.

Hacia el año 6000 a.C., los pobladores de la zona inicia­ron la construcción de canales para trasportar el agua de los ríos hacia los cultivos. Además, domesticaron animales como las cabras y las ovejas, para obtener pro­ductos cárnicos, lana y leche. De esta forma, dejaron de vivir de la caza y de la recolección de frutos silvestres y empezaron a vivir de la agricultura y el pastoreo de animales.

 
 
Palabras Claves: ubicacion geografica de mesopotamia / media luna fertil / mapa de la media luna fertil / características geograficas de mesopotamia / geografia de mesopotamia / ASPECTOS GEOGRAFICOS DE MESOPOTAMIA / aspecto geográfico de Mesopotamia / mesopotamia mapa /

Edad Antigua