contadores de paginas web
Imprimir

Regiones de América

 
 

Con una superficie de 42,2 millones de km2, equivale al 29% de las tierras emergidas, América es la segunda masa con­tinental más grande del planeta, des­pués de Asia. Se prolonga de sur a norte, y constituye un puente natural de 20.000 Km entre el polo norte y el polo sur.

América se divide en tres importantes regiones o masas subcontinentales que corresponden a una misma unidad geográfica por su conexión a través del istmo centroamericano y por encontrarse aislada de los bloques conti­nentales euroasiático y africano. Estas masas subcontinentales son Norteamérica, Centroamérica y Suramérica, las cuales poseen características fisiográficas similares como la presencia de cadenas montañosas, llanuras sedimentarias y macizos antiguos.

NORTEAMÉRICA

Esta región subcontinental, ubicada en el hemisferio norte, limita al norte con el océano Glaciar Ártico, al oeste con el océano Atlántico y al oeste y al sur con el océano Pacífico. Su extremo inferior coincide con el istmo de Tehuantepec. De acuerdo con sus características fisiográficas se divide en dos regiones.

Norteamérica meridional

Comprende México, esto es, el sector que se extiende desde la frontera de México con Estados Unidos al norte, hasta los límites con Guatemala. Su relieve presenta una topografía montañosa con presen­cia de estructuras volcánicas. Al norte se localiza la meseta de México, situada entre dos grandes sierras: la sierra Madre Oriental y la sierra Madre Occidental. En el sur se encuentra la sierra Madre del Sur y la planicie costera del golfo de México. Esta región presenta un clima tropical-lluvioso en las llanuras, uno templado-lluvioso en las montañas y un clima seco o de­sértico en las mesetas del norte. La población se concentra en la zona central.

Norteamérica septentrional

Esta región comprende Canadá, el estado de Alaska, la isla de Groenlandia por debajo del Círculo Polar Ártico y Estados Unidos. Debido a su localización latitudinal, presenta climas muy fríos (seminival y nival) en la parte norte, y frío con llu­vias en verano en la parte sur.  En esta región se distin­guen cuatro zonas bási­cas: al norte y al nororiente, el escudo Canadiense es un zócalo de rocas cristalinas, con colinas suaves y numero­sos lagos, resultado de las glaciaciones. En el occidente, desde el estrecho de Bering, las montañas rocosas que forman una gran barrera y alcanzan al­turas hasta de 6.000 m. En el centro de la región hay amplias llanuras, como las praderas cana­dienses, los extensos lla­nos americanos y la cuenca del Mississippi y al oriente, desde Terranova hasta Alabama, está el sistema de los Apalaches. Los ríos más importantes son: Mississippi, Misouri, San Lorenzo, Mackenzie, Yukon, Columbia y Colo­rado. Los depósitos lacustres más notables de norte a sur están en el lago de los Osos y el Gran lago de Los Esclavos y Winnipeg, en Canadá. En Estados Unidos están los grandes lagos, conformados por: Michigan, Hurón, Erie, Ontario y Superior. En el suroeste, la zona árida de los desiertos de Arizona y Sonora.

En la zona boreal, la vegetación es de tundra con abedules y sauces enanos. En latitudes más bajas hay bosques de coníferas, encinas, robles; se destacan el pino Douglas y las gi­gantescas secoyas. Existen en esta región praderas de gramíneas y sabanas. En el cen­tro de los estados se han remplazado la ve­getación por cultivos de cereales, especial­mente trigo, debido a las excelentes caracte­rísticas del suelo y del clima propicio para di­cho cultivo. Antes de la llegada de los colonizadores abun­daban las gacelas y bi­sontes, hoy casi extin­guidos.

La fauna septentrional se caracteriza por osos, renos, focas. En las Rocosas hay pumas, mofetas, cabras, osos pardos y otros mamífe­ros. Entre las aves más notorias allí están el águila y el buitre. 

Población

La región está confor­mada por Canadá y Es­tados Unidos. Predomina el grupo ét­nico blanco, seguido por negros descendien­tes de los esclavos; los indígenas constituyen un grupo minoritario. Debido al proceso de colonización se hablan tres idiomas: el inglés (en la mayoría del territorio), el francés en Canada y el castella­no al sur de la región. También se han mante­nido algunas lenguas indígenas. En Estados Unidos se presenta una organización guber­namental por estados federales.

Además, son frecuentes los asentamientos poblacionales en los cen­tros industriales y fronterizos. Lo anterior se debe a las constantes migraciones a esta par te del continente, que conlleva, a su vez, serios conflictos sociales, como la delincuencia, el racis­mo, en­tre otros.

Son países industria­lizados con grandes avances técnicos y científicos. Los centros industria­les más importantes se encuentran ubica­dos en la región oriental: Detroit, Chicago, Boston Nueva York y Filadelfia, en Estados Uni­dos; y Montreal, Toronto, Quebec y Ottawa, en Canadá. La producción agrícola desempeña un papel importante a nivel mundial, al ser un gran productor de cereales, frutas, cítri­cos, algodón y soya. En cuanto a la rique­za forestal, Canadá con sus extensos bos­ques se ubica en el primer lugar de la producción de made­ra y de papel. Además, se halla una inmensa riqueza minera y de combusti­bles al contar con ya­cimientos de carbón, petróleo, gas natural, hierro, cobre, níquel y otros minerales.

CENTROAMÉRICA

Esta región constituye un puente entre Norteamérica y Suramérica; está conformada por una franja continental y un área insular que hace parte del mar Caribe. Limita al norte con Norteamérica, al este con el océano Atlántico, al oeste y al sur con el océano Pacífico.

Centroamérica ístmica

Comprende la franja extendida entre la frontera sur de México y la frontera entre Panamá y Colombia. Hacen parte de esta región: Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Se encuentra atravesada por una cade­na montañosa de origen volcánico y un área plana localizada en el sector atlántico de Nicaragua. Por estar localizada en el borde occidental de la placa tectónica del Caribe, expe­rimenta con frecuencia terremotos y erupciones volcánicas. Posee un clima tropical, con suficiente humedad para crear una densa selva tropical. Los ríos que sobresalen son el Pánuco y el Balsas. Predomina la vegeta­ción tropical (caoba, cedro, palma, aguaca­te) y las sabanas. Abun­dan las aves tropicales, los jaguares, los pu­mas, los osos hormigueros, entre otros. En el lago de Nicaragua existe el tiburón de agua dulce. Costa Rica cuenta con uno de los parques nacionales más importan­tes, en la búsqueda de conservar los ecosiste­mas tropicales.

En esta región se pre­senta un predominio del nativo y el mestizo, con una gran variedad de costumbres y tradi­ciones, acentuándose la religión católica y el idioma castellano. Debemos recordar que en esta región durante la época precolombina se asentaron culturas tales como los mayas y los aztecas.

La economía es básicamente mine­ra, pero también tie­ne cultivos de riego, principalmente de maíz, caña de azúcar y frutas. Otros cultivos impor­tantes son el banano, el café y el árbol de chicle. Países como Guatemala y Panamá poseen algunas industrias.
 
Centroamérica antillana

La región antillana la componen tierras insulares divididas en dos grupos: Las grandes Antillas: Cuba, Haití y Republica Dominicana, Jamaica y Puerto Rico. Las pequeñas Antillas: divididas en Barlovento desde las islas Vírgenes al norte, hasta Granada, y Sotavento al sur, y desde las Antillas holandesas hasta Trinidad y Tobago.

Predomina un relieve montañoso, producto de la actividad tectónica y volcánica. Por su condición insular, el clima está definido por los vientos húmedos de mar a tierra y por la presencia de huracanes que se alimentan de la hu­medad del océano. Su régimen pluviométrico marca dos estaciones: una seca de noviembre a mayo, y una lluviosa de junio a octubre. Los ríos más sobresa­lientes son: Arbotire, Yaque del norte, Yaque del sur. El lago más importan­te es el Enriquillo, en Haití.

Por su variedad climáti­ca cuenta con una gran gama de paisajes que van del matorral subtro­pical, a la estepa, a los cactus y a los espinos en la zona árida. Predomi­nan las aves tropicales y los insectos.

Las Antillas, antes de la llegada de los europeos, estuvieron pobladas por arawacs y por tribus caribes. Es una población muy heterogénea: predomi­na el negro, el mestizo y el blanco. Se hablan varias len­guas, como el francés, inglés, holandés y algu­nos dialectos indígenas.

La economía de las Antillas se basa en la agricultura y el turismo en ciudades como: La Habana, San Juan de Puerto Rico y Santo Domingo. En las Antillas Mayores es significativa la pro­ducción de tabaco y azúcar, mientras que en las Antillas Menores la economía se basa en la exportación de frutas como el banano, el coco, la nuez moscada (en Granada) y algunas reservas de petróleo en Trinidad y Tobago.

La controversia

Existe un debate en torno al grupo regional al que pertenece México. Algunos afirman que este país tiene muchos elementos culturales y geográficos para ser regionalizado como centroamericano. Aunque políticamente México pertenece a Norteamérica, geográficamente, a partir del istmo de Tehuantepec, su territorio también se localiza en América Central. Adicionalmente, se argumenta que culturalmente es centroamericano debido a su idioma y a la historia cultural mesoamericana que une a este país con los países del istmo.

SURAMÉRICA

Esta región subcontinental ubicada en su mayoría en el hemisferio sur, limita al norte con el mar Caribe, al este y al sur con el océano Atlántico y al oeste con el océano Pacífico. Se extiende desde el límite entre Panamá y Colombia hasta el Cabo de Hornos en Argentina. Básicamente se pueden identificar tres regiones en su interior.

Suramérica noroccidental

Geográficamente se sitúa en el extremo septentrional y occidental de Amé­rica del Sur. La conforman los países de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guyana Francesa.

Su paisaje está dominado por la presencia de la cordillera de los Andes, sus valles interandinos y los llanos del Orinoco. En la parte septentrional el clima es tropical con variaciones dadas por la altitud y la continentalidad; en el área occidental el clima es cálido-húmedo. La cordillera de los Andes, actúa como una barrera que convierte en desiertos zonas como la costa peruana y la puna boliviana.

Su población se concentra sobre la cordillera de los Andes y las llanuras litorales. La agricultura y la ganadería son actividades que se destacan; sin embargo, la mayoría de sus capitales se han posicionado como centros industriales y de servicios de gran importancia.

Suramérica oriental

Localizada en la parte central y oriental de América del Sur, está conformada por el inmenso territorio de Brasil. Este conjunto regional posee dos unidades fisiográficas importantes: la cuenca del río Amazonas y las mesetas de Mato Grosso y del Brasil. La primera abarca el 42% del territorio y está escasa­mente habitada, mientras que las mesetas y la franja litoral del Atlántico son áreas en donde se concentra mayor número de población, principalmente en ciudades como Sao Paulo y Río de Janeiro. Sus actividades más sobresalien­tes son la agricultura y la industria que han permitido que Brasil se posicione como potencia latinoamericana.

Suramérica meridional

Esta región está conformada por los países de Chile, Argentina, Paraguay y Uruguay. De occidente a oriente el relieve está compuesto por las llanuras litorales, el sector cordillerano de los Andes, la meseta patagónica y las llanuras orientales del Chaco y la Pampa. El clima de la región está influenciado por la extensión latitudinal y la presencia de la cordillera andina. En el norte predomina el clima templado húmedo; en la pampa el clima templado y al sur en la Patagonia el clima frío o subpolar.

La población se localiza en zonas dispersas como la Patagonia, norte de Chile y oeste del Chaco y en concentraciones como la del río de la Plata y Santiago. La región tiene un alto nivel económico basado en el cultivo de cereales, la producción de vinos, carnes y leche y la explotación de cobre, estaño, plomo y plata.