contadores de paginas web
Imprimir

Regiones de Asia

 
 

Asia, con 44,5 millones de km2, es el continente más extenso del planeta. Sus características naturales y humanas per­miten identificar las siguientes regiones:

Asia centro-oriental

Conforman esta región China, Taiwán y Mongolia, y alrededor del mar Caspio en la zona central, Kazakstán, Uzbekistán, Turkmenistán, Kirguistán y Tayikistán.

Presenta paisajes contrastantes como los valles del Sir Daria y Amu Daria, la meseta del Tíbet, la cadena de los Himalayas con la mayor altura del mundo (monte Everest 8848 m), las amplias llanuras sedimentarias de China y el desierto de Gobi. Recibe la influencia de los climas continental, húmedo, desértico y alpino. Las mesetas y el de­sierto de Mongolia están escasamente habitados por pueblos nómadas, a di­ferencia de China que constituye uno de los conglomerados demográficos más importantes del mundo.

Esta región ocupa el 20% del continente asiático y posee una geografía variada, con grandes cadenas mon­tañosas que pertenecen al plegamiento alpino y que superan los 8000 metros de altura. Hay llanuras fértiles y gran­des selvas tropicales en el sur. Ríos importantes son el Hoang Ho, (Amarillo), Yangtsé kiang, (Azul), el Me- Kong, el Rojo, el Irawadi, entre otros.

En relación con los cli­mas, los hay tropicales hacia el sur, secos ha­cia el norte, húmedos y frescos hacia el orien­te, helados en las altas montañas del noroccidente de la región, y los hay húmedos y cálidos hacia el suroriente.

En la zona oriental de Asia se reconocen es­pecies bióticas como el oso panda, el rinoce­ronte, monos, gibones, ardillas y gran variedad de reptiles. Se encon­traron, además, aves, hormigas gigantes y termitas. En relación con las plantas, hay gran variedad de éba­nos, icas, vainillas, inciensos, canelos y laureles.

En líneas generales, hay zonas desérticas en el noroccidente de la región. Existen zonas esteparias en dirección nororiental. También se han identificado zo­nas de bosques templa­dos en el oriente; lo que predomina en la mayor parte de la re­gión son los bosques tropicales y las selvas.

Los grupos humanos que habitan esta región son bastantes. Se ha calcula­do que viven más de dos mil quinientos millones de personas. La gran mayoría de ellas son de raza amarilla, practican el budismo, el taoísmo, el sintoísmo y el confucianismo. Por lo general, se ubican a orillas de los ríos, que son las zonas más aptas para la agricultura.

En la parte económi­ca, esta región hoy día es una de las más desarrolladas. Por ejemplo, China es el mayor productor de cerdos de toda la tierra, con más de 280 millones de cabezas.
 
Asia septentrional

Esta región está conformada principal­mente, por la llanura siberiana en donde predomina el clima continental con inviernos largos y temperaturas muy bajas. Estas condiciones dificultaron en algún momento su ocupación. Sin embargo, sus asentamientos humanos se derivan de la explotación de recur­sos mineros como el hierro, el gas na­tural, el carbón y el petróleo.

En el aspecto geológico, presenta terrenos muy antiguos que se forma­ron en el precámbrico y en la era primaria o paleozoica. Su clima es bastante frío la mayor parte del año. Al noreste se encuentra el lugar más frío del con­tinente, Verjoyansk. Sus ríos se congelan en in­vierno. Allí llueve muy poco. El verano, que dura tres meses, hace que reverdezca el suelo.

 
Cordillera de Verjoyansk

En relación con la flo­ra, predominan los ar­bustos, los musgos y los líquenes. Más hacia el sur, se hallan bosques de coníferas (pinos, abetos y abedules), que se emplean en la industria de papel y celulosa.La fauna la conforman los gansos, los cisnes, las liebres, los renos, los osos, los zorros, los armiños y los lemmings, entre los más conocidos.

Por sus condiciones cli­máticas tan rigurosas, esta región tiene una población muy dis­persa, donde aún existen pueblos nóma­das, entre lo que se des­tacan los samoyedos, los ostiakos, los yacutos, los tunguenses y los kirguises. La gran mayoría, de personas tienen carac­terísticas físicas mongoloides (etnia amarilla). Sus moradores se de­dican a la caza de animales de pieles preciosas, lo que ha llevado a que muchas de estas especies se encuentran en peli­gro de extinción.

Otras actividades eco­nómicas son la explo­tación forestal de las coníferas para la pro­ducción de papel. En la región se han detec­tado grandes yaci­mientos de petróleo y carbón.
 
Asia occidental

Conocida como Medio Oriente, esta re­gión comprende los territorios de Asia menor (Chipre, Turquía, Siria, Líbano, Israel, Jordania y territorios autóno­mos de Palestina), Península Arábiga (Arabia Saudita, Yemen, Omán, Emi­ratos Árabes, Kuwait), y Asia anterior (Irak, Irán, Afganistán, Pakistán), luga­res que se caracterizan por su aridez.

Grandes desiertos como el de Arabia y el de Siria ocupan su territorio. En la zona noroccidental, con excepción de Israel, predomina una economía tradicional basada en el pastoreo y la agricultura, a diferencia de la zona suroccidental donde la economía se ha favorecido por la riqueza petrolífera.

Esta zona es un gran desierto cálido en el día, por encontrarse allí el desierto arábigo, donde casi no llueve durante el año. La región posee mesetas bordeadas por altas montañas como las montañas Elbruz. La subregión más apta para vivir es la antigua Mesopotamia (ríos Ti­gris y Éufrates), hoy Irak.

La región cuenta con muy pocos ríos; de ahí el problema de la falta de agua potable para el consumo humano y para el desarrollo de actividades socioeconó­micas. Por el gran limitante climático, esta región dispone de muy pocos recursos bióticos. Cuen­ta con camellos, as­nos, dromedarios, que en su gran mayoría son utilizados como me­dios de transporte. La gente se dedica al pastoreo de cabras, a la cría de algún ganado vacuno y caballar. La zona está provista de vegetación pobre y dispersa, como la xerófila (cactus).

Allí también se halla una de las grandes de­presiones denominada el mar Muerto, donde por el alto índice de salinidad no hay vida marina. La gente de esta región es blanca, en su gran mayoría. Como grupos destacados están los hebreos, los libaneses, los sirios, los árabes, los iraquíes, los afganos, los armenios, los turcos, los persas, entre otros. Los problemas que se viven con mayor fre­cuencia en la región son los ataques terroristas, originados por el enfrentamiento entre ára­bes e israelíes. También se han presen­tado combates entre los mismos árabes por los yacimientos petroleros de la región.

Esta región sobresale por practicar la agri­cultura con riego, el kibbut (riego artificial comunitario), que ha facilitado los cultivos de trigo, algodón y sorgo.

En Irak se produce la mayor cantidad de dátiles del mundo (75%). Arabia produ­ce café. Turquía es uno de los mayores productores de vino y olivo, mientras que Is­rael provee de naran­jas a Europa. Los más grandes pozos petro­leros del mundo están en el golfo Pérsico. En esta región hay industrias de alfombras y de tapices.

Asia meridional o monzónica

Esta región corresponde a las dos penínsulas localizadas en el océano índico: la península de Indostán (India, Nepal, Bután, Bangladesh) y la península de Indochina (Myanmar, Thailandia, Laos, Vietnam, Camboya). Se caracteriza por la influencia de los vientos monzónicos de verano, los cuales generan torrenciales lluvias que son aprovechadas para las acti­vidades agrícolas, en especial para el tradicional cultivo de arroz. Posee importantes concentraciones humanas localizadas en las grandes llanuras aluviales de Tonkín al norte y Cochinchina al sur, en los valles del río Gan­ges en India y en el delta del Ganges-Brahmaputra.

 Río Ganges

Esta zona pertenece al plegamiento alpino. Allí nace una cantidad de ríos, como el Indo y el Ganges. Esta región es una de las más lluviosas de la Tierra. Presenta altas temperatu­ras a lo largo del año. Allí predomina el clima monzónico.

En relación con la vida animal y vegetal, ésta es una zona muy rica, pues cuenta con especies como el ragali, el yack, el irbis, el tigre de Bengala y el elefante de la India, que está ya domesticado. Especies únicas (endémi­cas) son el mono rehsus, la serpiente cobra. En relación con las plan­tas, estas son abundan­tes y exuberantes por las condiciones favora­bles. El área de vegeta­ción de estepa se localiza en las mesetas del cen­tro de Asia.

Los grupos humanos allí ubicados son blancos, negros, mestizos, entre otros. Ésta es una de las zonas más pobladas de la tierra y la pobreza está muy generalizada; hay hambrunas y desempleo. Un rasgo común es no consumir carne de res, porque la religión lo prohíbe. Esta región fue objeto de coloniza­ción por Inglaterra.

La región se caracteri­za por tener extensos cultivos de arroz, ya que allí se produce el 90% de este cereal en el mundo. Se cultiva caña de azúcar, té, caucho, algodón, tabaco. El ganado bovino es uti­lizado para las faenas del campo. La minería no alcanza un gran de­sarrollo, aunque existen yacimientos de hierro y manganeso en India. Hay centros industriales de textiles y metalúrgi­cos en India.

Asia del extremo oriente

Esta región abarca el archipiélago japonés y la península de Corea (Corea del Norte y Corea del Sur). El archipiélago japonés se caracteriza por una oscilación climática producto de los tifones que se originan en el océano Pacífico, y por una inestabilidad tectónica dada por su ubicación en el Cinturón de Fuego del Pacífico. La península de Corea también recibe la influencia de las lluvias monzónicas. Tanto Corea como Japón son zo­nas predominantemente montañosas, lo que hace que sus pocas llanuras sean los lugares más densamente poblados. Su principal actividad eco­nómica es la industria, dada por la alta inversión y la disponibilidad de mano de obra barata.

 
Fujiyama, volcán inactivo ubicado en Japón

Esta zona ha sido el esce­nario de enfrentamientos de carácter ideológico, político y militar en el siglo XX: la guerra entre Japón y las naciones ve­cinas; la guerra entre las dos Coreas; la guerra del Vietnam; la Segunda Guerra Mundial, en la que Japón lideró el con­flicto y después resultó vencido por los países aliados.

Japón, hoy día, es el líder mundial en la producción de auto­móviles, barcos, y aparatos de gran pre­cisión (computadoras y robots). Es tanto el adelanto de esta re­gión, que han creado un bloque económico que se ha denomina­do "Los tigres asiáti­cos", por su gran progreso tecnológico y financiero.

Asia del sureste

Región conformada por la península de Malaca con Singapur como Estado insular y la región de Insulindia compuesta por Indonesia, Malasia, Brunei, Timor oriental y el archipiélago de las Filipinas. Posee más de 13.000 islas entre las que se destacan Borneo, Sumatra, Célebes y Java. Su relieve es montañoso e inestable debido a la actividad volcánica. Predomina el clima cálido y húmedo que favorece la aparición de selvas tropicales. Estas con­diciones propician el desarrollo de una agricultura de plantación con una producción destinada para la exportación de arroz, azúcar, café, té, plátano, aceite de palma y caucho. Actualmente esta región promueve procesos de industrialización con mano de obra barata, lo que ha significado el surgi­miento de economías como la de Malasia, Singapur e Indonesia.

Sureste asiatico

En su conjunto, es una zona muy volcánica y con grandes cadenas montañosas. Tiene mul­tiplicidad de ecosistemas selváticos. Sus mayores núcleos urbanos son Manila y Singapur. Este archipié­lago fue y ha sido el punto de encuentro entre Asia y América.

 
Singapur, centro financiero y de negocios de gran importancia a nivel mundial

Por estar en una zona intertropical, hay gran variedad de fauna y flo­ra. En relación con los animales, se destacan los orangutanes (antropoides) que miden más de 1,50 m, y llegan a pesar 75 kg; otro ani­mal endémico es el ri­noceronte de Java. En esta región se en­cuentra el mayor lagar­to del mundo, llamado el dragón de Kamodo, que se halla en Indone­sia. Mide 5 metros y lle­ga a pesar 140 kg, es carnívoro y se alimen­ta de monos.

A los grupos humanos de esta región se les ha denominado en su con­junto malayos, porque tienen unos rasgos par­ticulares: ojos rasgados, piel cobriza, rasgos mongoloides. Hay grupos como los dayak y punan (Bor­neo), igorrotes y aetas (Filipinas), batak (Suma­tra), alfures (Célebes y Molucas).
Estos grupos, en su gran mayoría, son pes­cadores y viven de la actividad turística.

Los países de esta re­gión disfrutan de prosperidad econó­mica, pues son gran­des productores de petróleo y gas natu­ral (Brunei y Singa­pur). Existen grandes plantaciones de cau­cho que abastecen el mercado mundial. La industrialización ha generado progreso económico (mayor cantidad de divisas). Estos países se agru­paron en un bloque económico que se lla­ma la Asean: Asocia­ción de Naciones de Asia Suroriental.