contadores de paginas web
Imprimir

Análisis de propagandas

 
 

Vivimos dentro de una sociedad donde nos ofrecen cantidad de bienes y servicios, mediante diversas formas publicitarias. La propaganda se convierte en elemento fundamental para que el consumidor conozca los productos y se decida a obtenerlos. Debido a la competencia existente entre los productores, la publicidad recurre a todos los medios con tal de provocar el consumo, por lo cual debemos estar atentos y hemos de contar con alguna capacidad de análisis de estos mensajes.

Análisis de propagandas Análisis de propagandas

En este artículo vas a conocer algunas pautas para ese análisis; entre ellas:

1. Identificar las motivaciones que la propaganda aprovecha para promover el producto, las cuales pueden ser:
 
• Responder a necesidades comunes (reposo, confort, salud, economía).
 
• Hacer llamados altruistas (comunicación, simpatía, amistad).
 
• Promover la necesidad de ser más (éxito, eliminación de obstáculos).
 
• Promover la evasión (recreo, viajes, sorteos).
 
• Suscitar deseos más o menos inconscientes (prestigio, instintos maternales y paternales, deseos sexuales, mínimo esfuerzo).
 
• Crear necesidades inexistentes (moda, caprichos).
 
2. Distinguir las estrategias publicitarias desplegadas para hacer que el consumidor compre sin mayor resistencia el producto, como:
 
• El lenguaje usado (estimulante, impactante, creador de nuevas palabras, retórico).
 
• El uso de rimas, juegos de palabras y excesiva repetición.
 
• Empleo de símbolos, de colores y de música.
 
• La exageración de las cualidades del producto y de los resultados de su uso.
 
• Empleo de órdenes imperativas, apremiantes para que el consumidor acuda inmediatamente.
 
• Ofrecimiento de precios bajos y facilidades de pago.
 
3. Identificadas las motivaciones y las estrategias de la propaganda analizada, se emite un juicio valorativo, destacando sus logros en cuanto a su realización, el grado de veracidad y los peligros que encierra para el consumidor inconsciente.
 
4. Realizar un autoexamen de las propias reacciones ante la propaganda: ¿Cuáles me atraen? ¿Cuáles me provocan rechazo? ¿Por qué?
 
Evalúa tu trabajo para ratificar si cumplió estos requerimientos:
 
• Determinó las motivaciones usadas por la propaganda;
 
• se clasificaron esas motivaciones según orden de importancia (necesidades reales y superfluas);
 
• las estrategias fueron claramente identificadas y explicadas;
 
• el análisis permitió una valoración equilibrada del mensaje publicitario, reconociendo sus logros y fallos;
 
• se logró cierto grado de crítica frente al fenómeno publicitario, valorizando nuestro propio criterio.