contadores de paginas web
Imprimir

El mesolítico

Mesolítico: período de transición

Reconstrucción de la vida cotidiana en el mesolítico

En un principio, durante el período Paleolítico o de Piedra Antigua, fabricaron objetos toscamente tallados. Después, los artesanos aprendieron a pulir la piedra, durante el período Neolítico o de Piedra Nueva. Entre estos dos períodos existe uno de desarrollo intermedio en las técnicas del trabajo en piedra: el Mesolítico (piedra del medio).

Imprimir

El neolítico

LA REVOLUCIÓN DEL NEOLÍTICO


El último estado de desarrollo de la Edad de Piedra y de la sociedad primitiva fue el Neolítico (siglos VIII a.C. - V a.C.). En este período se dio el paso definitivo de las comunidades nómadas a las agro-pastoriles y , posteriormente, a la ciudad, esencialmente en el Cercano Oriente.

Una geografía variada

El origen de las primeras culturas neolíticas se ubica en el Cercano Oriente, en la zona hoy conocida como el Creciente Fértil. En este lugar, las condiciones climáticas fueron propicias para la aparición del Neolítico, ya que durante las glaciaciones fue una zona de enormes praderas, donde proliferaban la caza y los frutos silvestres. Al retirarse los hielos, entró en una fase de sequía progresiva.

Imprimir

El paleolítico

EL PALEOLÍTICO: EDAD DE PIEDRA, LOS NÓMADAS CAZADORES Y RECOLECTORES

Un medio geográfico bastante inhóspito

El medio geográfico del paleolítico es bastante variado e inhóspito; está relacionado con la transición y evolución del ser humano y, por ende, de la humanidad, y es precisamente en medio de un paisaje que cambia con las glaciaciones, donde se van presentando nuevas condiciones de vida. El hombre prehistórico vivió en un medio natural difícil, ya que alternaban el frío y el calor, según avanzaban o retrocedían los glaciares, o las grandes masas de hielo.

Imprimir

Evolución del ser humano


Paranthropus (Australopithecus) y Homo Sapiens. Reconstrucción comparativa

A partir de las excavaciones y del estudio de los restos fo­silizados, la ciencia ha podido establecer que hace unos sesenta y cinco millones de años (en la era Terciana) sur­gieron unos seres llamados primates, que fueron los ante­cesores de los monos actuales y de la especie humana, a la cual se llegó después de un lento proceso de cambio, llamado hominización.

Imprimir

La Prehistoria

Historia y prehistoria

La historia adquirió carácter científico en el siglo XIX. Los especialistas se dedicaron a reconstruir lo sucedido en otras épocas, con base en la investi­gación de los testimonios directos de los hombres que vivieron los hechos y dejaron datos de eventos, lugares, personajes y fechas. Como esos testimo­nios constan en documentos e inscripciones en pie­dra, metal y otros materiales, los científicos establecieron que la fuente básica de la historia es la información escrita y aplicaron el término historia exclusivamente al pasado de las sociedades que co­nocemos mediante testimonios escritos. O sea que la historia abarca desde la invención de las primeras escrituras, que datan aproximadamente del año 4000 a. de C., hasta nuestros días.

Imprimir

Los Australopithecus

Evolución de los Australopithecus

Los Australopithecus habitaron en el oriente de África hace unos cuatro o cinco millones de años. Éstos pueden ser considerados nuestros antepasados, pero también nuestros primos porque de ellos evolucionaron varios géneros, entre ellos el Homo.

El sudafricano Raymorid Dart llamó australopitecos («mono meridional») a los seres extinguidos cuyos restos encontró por primera vez en 1924 en su patria. La mayor parte de los monos meridionales se adscriben hoy al macizo Australopithecus robustus o al más esbelto Australopithecus africanus.

Imprimir

Los orígenes del Hombre

Existen diferentes teorías acerca del origen del Hombre. Según la Biblia, el Hombre fue creado por Dios a "Su imagen y semejanza". El naturalista sueco Linneo (1707- 1778), asegura que el hombre forma parte del primer género del orden de los primates del cual hacen parte los monos. La teoría Evolucionista, concebida por los griegos Tales de Mileto (siglos VII-VI a de J.C.) y Demócrito (siglo V a de J.C.), afirma que el hombre es producto de la evolución progresiva motivada por las necesidades propias del medio natural, que hace que se vaya transformando de generación en generación hasta llegar a lo que es hoy. El naturalista inglés Charles Darwin (1809-1882) se acerca mucho a esta teoría en su obra El origen de las especies, publicada el 24 de noviembre de 1859, donde explica la evolución humana por medio de la selección natural a partir de la lucha de las especies por la supervivencia: las más fuertes sobreviven a costa de las más débiles.

A pesar de todas las investigaciones que sobre el origen del Hombre se han realizado, hasta ahora no hay una respuesta satisfactoria que despeje con absoluta certeza las dudas sobre las circunstancias de cómo apareció nuestro antepasado sobre la Tierra.

Imprimir

Origen del hombre americano

Primeros pobladores americanos

En la historia de nuestro planeta ocurrieron cambios climáticos conocidos como glaciaciones. Durante la última de ellas, entre 50.000 y 10.000 años antes, los casquetes de hielo de los polos y de las altas montañas se extendieron más allá de sus límites actuales, el nivel de los océanos bajó hasta en 60 metros, las lluvias fueron menos frecuentes y la vegetación cambio en todo el planeta. Grandes territorios hoy bajo el mar, estaban en ese entonces cubiertos de bosques y pastizales, poblados por animales de todo tipo.