contadores de paginas web
Imprimir

Regiones de África

 
 

De acuerdo con las explicaciones dadas por los griegos en la antigüedad, el término áfrica se traduce como “el continente sin frío”, por estar en medio de las zonas intertropicales de la Tierra. Con una superficie de 30,3 millones de km2, África es el tercer continente más grande del planeta. Incluyendo Madagascar, en el océano Índico, tiene 53 Estados independientes, más que ningún otro continente. 

África limita al occi­dente con el océano Atlántico, al norte con el mar Medite­rráneo, al nororiente con el Canal de Suez y al oriente con el mar Rojo y el océano Índico. El continente africano es el más homogéneo de todos; su relieve es predominante­mente plano con excepción de las cadenas montañosas de los extremos norte y sur y los macizos del oriente. Destacan en su paisaje inmensas áreas desérticas como el Sahara, el desierto de Nubia y el desierto de Kalahari, entre otros, además de importantes cuencas fluviales y lacustres como la del Nilo y el lago Victoria. El continente africano, en una forma global, puede dividirse en tres grandes regiones geográficas.


África septentrional o del norte, o “África árabe”


El Sahara domina la vista satelital del norte de África. las montañas Atlas se levantan hacia el noroeste, con sus colinas y planicies costeras cubieras de vegetación. En el centro, las mesetas volcánicas de Tibesti y Ahaggar se elevan sobre el suelo del desierto.
 

Es un territorio seco que recibe muy pocas lluvias a lo largo del año. Allí predominan el desierto y el semi-desierto. Los montes más destacados son el Atlas, los Aggar y el Tibesti. Las condi­ciones climáticas han determinado el estado de los suelos, que son en su mayoría secos y estériles. 

En esta región se encuentran los Estados africanos del Me­diterráneo (Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto) y los países saharianos localizados en el centro-oriente del con­tinente (Sahara Occidental, Mauritania, Malí, Níger, Chad, Sudán, Etiopía, Eritrea, Djibouti, Somalia, República Centroafricana). Esta región se caracteriza por la presencia del sector montañoso del Atlas y del macizo Etiópico, y por los desiertos de Libia, Egipto y Sahara. En la zona montañosa se cultiva vid, olivos y frutales, y se practica el pastoreo nómada en el sector del piedemonte.

La franja mediterránea es fértil y concentra las mayores aglomeraciones humanas, a diferencia del área desértica en donde las condiciones climáticas de extrema aridez di­ficultan los asentamientos humanos. Allí solo se localizan pequeñas poblaciones.

El nororiente de esta región, en Egipto y Sudán, se caracte­riza por un relieve llano que es atravesado por el río Nilo, el cual genera una ocupación ribereña y un área montañosa y lacustre en la cual se desarrollan cultivos de maíz, algodón, tabaco, cebada y café.


Pastores nómadas de la región de África septentrional

En general, casi no existe la capa vegetal, excepto la de la vege­tación xerofítica y los oasis. Este bioma es el adecuado para came­llos, alacranes y ser­pientes venenosas. El norte de África es apto para el cultivo de vid y cítricos. La zona aledaña al desierto se conoce con el nombre de estepas. Por sus pobladores y su cultura, África del norte es catalogada como el África árabe, ya que sus moradores hablan el be­rebere o lenguas árabes. Estas gentes son de la etnia mediterránea y de Asia occidental (Arabia). Sus habitantes son pas­tores (nómadas). Hay grandes reservas de pe­tróleo, principalmente en Libia. El sector más poblado está en la cuen­ca del Nilo.

Se destaca la cultura mi­lenaria de Egipto, que dejó grandes enseñanzas para la humanidad. Esta región se divide en dos subregiones: la de Atlas y la del Sahara. La subregión del Atlas se divide en las montañas del Rift, el Atlas del Tell y el Sahariano, el litoral tunecino y Marruecos meridional. El Sahara se divide en las cuencas del Mediterráneo y del Nilo, el desierto de Libia y el borde oriental.

África occidental


La noche entra en Europa y África occidental

Localizada al margen del océano Atlántico, esta región reúne países como Senegal, Gambia, Guinea, Sierra Leona y Liberia, además de aquellos localizados frente al golfo de Guinea (Costa de Marfil, Ghana, Togo, Benín, Nigeria, Ca­merún, Guinea Ecuatorial y Gabón) y los Estados insulares (Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe).

Es un terreno perma­nentemente cálido con lluvias constantes que se incrementan en abril y octubre. Hay períodos secos. Allí predominan tierras húmedas y semi-húmedas. La región cuenta con zonas de sabanas y estepas.

Esta región costera presenta llanuras litorales, selvas y bosques tropicales que han sufrido una disminución en su cobertura debido a la adaptación de tierras para cultivos y para la comercialización de maderas. Esta situación es la principal causante del deterioro ambiental en la región. Adicional al recurso maderero, estos países, en especial Ni­geria que es el más poblado del continente, cuentan con explotaciones petroleras.


Bosque deforestado en Nigeria, primer plano de un árbol cortado y bosque al fondo.

La cobertura vegetal es muy variada y escalo­nada, ya que va desde las extensas sabanas y estepas espinosas, hasta la exuberante selva.  La región está habita­da por ñus, gacelas, leones, hienas, cebras, gorilas, jirafas, entre otros.

La región está ocupada por grupos negros nati­vos. Los grupos que se destacan son: pigmeos, bantúes, zulúes, bosquimanos, sudaneses, entre otros. En la zona predominan los cultivos de autoconsumo de maíz, banano, cocos, mandioca, yalma, entre otros.

África meridional o África del sur, o "África negra"


La meseta es el relieve dominante en esta región. Deprimida por el centro, está separada de la costapor formaciones más elevadas

Corresponde a las tierras ubicadas al sur de África. Está integrada por los siguientes países: Congo, República De­mocrática del Congo, Uganda, Kenia, Tanzania, Ruanda, Burundi, Angola, Zambia, Malawi, Namibia, Botswana, Zimbawe, Mozambique, República Sudafricana, Swazilandia, así como las islas Madagascar, Comores, Seychelles, Mayotte y Reunión.

La zona está afectada por lluvias estivales abun­dantes en invierno. Las elevaciones más importantes son: los montes Dragones, o Drakensberg, y la me­seta de Angola. También está la zona de Karrú, el desierto de Namibia y la zona montañosa de los montes Dragones o Drakensberg.
Esta región presenta dos tipos de relieve: al norte, atravesada por la cuenca del Congo, se encuentra una amplia llanura sedimentaria con un clima ecuatorial o húmedo que origina la aparición de selvas. Al sur aparecen las me­setas y altiplanicies las cuales están ocupadas en su área central por el desierto de Kalahari.


El ecosistema Serengueti es un parque nacional de grandes proporciones en Tanzania, África.

En esta parte de Áfri­ca predominan las ce­bras y los leones, entre las especies más signi­ficativas. Hay gran va­riedad de aves exóticas que son especies migratorias. Estos ani­males viven en zonas de sabanas y estepas. En la región se practi­ca la caza furtiva de ri­nocerontes blancos y antílopes, entre otros.

La economía de África meridional se basa principalmente en la extracción, por parte de compañías extranjeras, de recursos naturales como oro, petróleo, cobre, diamantes y bos­ques. La República Sudafricana es el país más próspero por la presencia de recursos minerales y por la diversidad de su economía.

Este territorio fue po­blado por los euro­peos desde el siglo XV. En estas zonas se presentó la reparti­ción de territorios por los europeos median­te la separación de las etnias o desarrollo separado (apartheid) que ha ocasionado diversos conflictos desencade­nado guerras internas. En la actualidad África es un contraste entre la pobreza y riqueza.