contadores de paginas web
Imprimir

Método de estudio

 
 

Para lograr mejores resultados en el estudio individual, es necesario sistematizar un método de estudio; éste te per­mitirá organizarte, ganar tiempo y, lo más importante, proce­sar aquella información que te ofrecen los libros para conver­tirla en conocimiento.

A continuación, te presentamos un método de estudio, con un ejercicio aplicado al estudio de un libro escolar, este método lo pue­des utilizar con otros textos y en otras materias.

Un método de estudio
 
1. Dar una ojeada al material que se va a estudiar, para ver cómo está organizado y de qué se trata. Un libro se puede organizar por capítulos, tareas, objetivos, etc. Esta revisión del material te permite ver la estructuración del tema.

• Escribe en tu cuaderno las unidades que comprende el texto y el nombre de cada una de ellas.
 
2. Formúlate preguntas acerca de lo que sabes del tema, de lo que quisieras aprender y de la utilidad que tiene para ti. Esto te motivará y te conducirá en el aprendizaje.
 
• Lee los títulos de las unidades, y con base en ellos formula preguntas que abarquen el ¿qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿por qué?, ¿para qué?
 
3. Inicia el estudio del capítulo, unidad o tarea que quieres aprender, así:
 
• Escribe el tema de la unidad y desglosa el contenido.
 
• Lee los subtítulos, y con base en ellos reflexiona y formula preguntas acerca de lo que sabes y de lo que quieres aprender.
 
• Inicia la lectura del primer párrafo y escribe la idea principal en tu cuaderno.
 
• Una vez que hayas agotado el primer texto, revisa las ideas principales, para saber si éstas son las más importantes y te refieren la información que requieres.
 
• Escribe un resumen con las ideas principales.
 
4. Autoevalúa lo que has aprendido, respondiendo las preguntas que te formulaste al iniciar. Si éstas quedan resueltas, es que has aprendido. De lo contrario, es necesario que estudies sistemáticamente.
 
Continúa con el estudio de las siguientes unidades y sigue el proceso señalado; así, además de aprender te habrás disciplinado.
 
Este método, como toda estrategia de estudio, requiere una aplicación constante, con lo cual se logra consolidar hábitos de trabajo y desarrollar habilidades en el manejo de materiales de estudio.