contadores de paginas web
Imprimir

Sistema financiero

 
 

sistema financiero

Las familias, las empresas y el Gobierno hacen un manejo permanente de sus ingresos y gastos, es decir, administran sus finanzas. Las finanzas son todas aquellas operaciones relacionadas con el movimiento del dinero a través del ahorro y del crédito. La aparición de excedentes de dinero o en su defecto la insuficiencia en la disponibilidad de éste, constituyeron los elementos básicos para la organización y desarrollo de la actividad financiera.

Los intermediarios financieros

Son instituciones que se dedican a captar los excedentes de las familias o empresas, a través de las diferentes formas de depósito, para prestarlos a quienes tie­nen necesidad de dinero, principalmente las empresas. La actividad financiera es realizada por intermediarios financieros, es decir los bancos, las corporaciones finan­cieras, las corporaciones de ahorro y vivienda, las compañías de financiamiento comercial y las cooperativas de ahorro y crédito.

Intermediarios financieros

Los beneficios que proporcionan los intermediarios financieros son:

  • Facilitar las posibilidades de ahorro y préstamo.
  • Disminuir los costos en el manejo del dinero, los cuales serían exageradamente altos si toda persona o empresa que desea participar en el mercado de dinero tuviera que contar con una estructura adecuada para la administración de las transacciones.
  • Disminuir el riesgo, dado que por ser instituciones especialmente creadas para el manejo de dineros en volumen considerable, pueden absorber pérdidas o retrasos en la recuperación de los créditos.
  • Facilitar la división y agregación de ahorros individuales.
  • Al facilitar el crédito, mejoran la eficiencia en el consumo y la inversión.

El sistema financiero

Las entidades financieras constituyen un servicio esencial en la sociedad, al facilitar la distribución de la liquidez o de la capaci­dad de gasto en la economía. Si no existieran los bancos, por ejemplo, sería muy difícil para las familias, las empresas y el Gobierno determinar quién tiene exce­dentes de dinero y bajo qué condiciones estaría dispuesto a hacer­los disponibles para quienes los necesitan. La existencia de personas o empresas con capacidad para ahorrar o ceder temporalmente su dinero excedente, ha determinado la pre­sencia y desarrollo de los llamados mercados financieros.

Mercados financieros

A pesar de la libertad, autonomía e iniciativa privada que supone una economía de mercado, la actividad financiera y económica, en general, requiere de ciertos controles por parte del Estado, de manera que éste garantice la seguridad, el orden, la estabilidad, el bienestar social y, en general, el funcionamiento prudente de la economía. Para tal efecto, el gobierno tiene la facultad de:

  • Determinar el tipo de instituciones o intermediarios financieros que pueden existir en la economía.
  • Autorizar el funcionamiento de las entidades financieras.
  • Determinar el tipo de negocios que se pueden adelantar o no.
  • Establecer las reglas a las que deben sujetarse los diferentes negocios que se ade­lantan en el sector financiero.
  • Vigilar el cumplimiento de las normas establecidas, con el fin de garantizar la solidez de la economía.

Activos y pasivos

Los activos son todos aquellos bienes o instrumentos de que dispone una persona, una empresa, un banco o el Gobierno y que significan solvencia económica. Si estos activos están representados en casas, terrenos, apartamentos, edificios, maquinaria o equipos, se llaman activos fijos. Pero si corresponden a inversiones en certificados de depósito a tér­mino (CDT), letras de cambio, bonos, acciones, títulos o pagarés, se trata de activos financieros, los activos de los bancos están compuestos por todos los depósitos del públi­co, los créditos y las inversiones. Aunque representan riqueza, el problema de los activos, principalmente los fijos, es que tienden a ser relativamente ilíquidos, es decir, que no se convierten automáticamente en dinero para realizar una transacción económica.

Activos y pasivos

Los pasivos son las deudas que las familias, las empresas, los establecimientos financie­ros o el Gobierno tienen con otros agentes de la economía, los pasivos de los bancos, por ejemplo, están representados en los depósitos, es decir, en lo que el banco adeuda a los ahorradores. Claro que para un banco los depósitos tienen doble significación. Cuando un banco recibe un depósito de un cliente, éste lo anota en su balance como un pasivo con el público. Pero a la vez, este depósito se constituye en un activo del banco, toda vez que al utilizar el dinero para el otorgamiento de un préstamo, se convierte en cartera, es decir en un activo financiero de propiedad de la entidad.

El patrimonio que es la riqueza real de que dispone una familia, una empresa, un banco o el Gobierno, resulta de restar los pasivos de los activos:

Activos - Pasivos = Patrimonio

Solicitud de un crédito

El crédito es una de las opciones a través de las cuales una persona o una empresa puede obtener de un intermediario financiero como un banco, una corporación financiera o una cooperativa de ahorro y crédito, una suma determinada de dinero o un cupo de finan­ciación que le permita comprar maquinaria, materias primas o impulsar negocios (es decir crédito de inversión); obtener y/o remodelar vivienda (crédito hipotecario); o adquirir algunos bienes de uso cotidiano o servicios (crédito de consumo).

Crédito

Ahora bien, para la obtención de un crédito es necesario el cumplimiento de una serie de requisitos fijados por el intermediario finan­ciero dentro de unos parámetros que esta­blece la ley. En el ámbito general, para la aprobación de un crédito se tienen en cuenta estas condiciones:

La capacidad de pago: El deudor debe garantizar unos ingresos futuros como salarios, utilidades o excedentes; que le permitan cumplir con la obligación crediticia. Esta condición determina el monto del crédito.

La tasa de interés: Es decir, el costo del dinero, que está determinado por las condiciones del mercado financiero y por el tipo de crédito.

El respaldo o aval que ofrece el deu­dor: Es decir, bienes especialmente inmuebles, y/o fiadores que saldarían la deuda en caso de incumplimiento de los términos de pago. El valor del aval está relacionado con el monto y la naturaleza del crédito.

Las condiciones de pago: Éstas se nego­cian teniendo en cuenta la capacidad de pago, las tasas de interés y la duración del crédito (si es a corto, mediano o largo plazo), con lo cual se determina el monto de las cuotas de amortización y la frecuencia de pago (cuotas mensuales, tri­mestral, cuotas extraordinarias, pago mensual de intereses y abonos determi­nados a capital). En este punto juegan un papel importante las condiciones gene­rales de la economía en el momento.

De manera que para solicitar un crédito, cualquiera que sea su naturaleza, la persona o empresa debe hacer un cuidadoso estudio de las condiciones del mercado financiero, en especial de las tasas de interés vigentes para el tipo de crédito solicitado, con lo cual se evitarán endeudamientos que superen su capacidad de pago y lleven al deudor al incumplimiento.

El mercado de capitales

 Mercado de valores

El punto de reunión de la oferta y la demanda de valores son las bolsas. Allí concurren los inversionistas a comprar con su dinero acciones, bonos, títulos y certificados, que son emitidos por las empresas, los bancos, las entidades del gobierno y el Tesoro Nacional, para conseguir recursos destinados a financiar sus necesidades de gasto o inversión.

En casi todas las economías del mundo funcionan bolsas de valores. En Colombia opera la Bolsa Valores de Colombia BVC, entidad que nació el 3 de julio de 2001, de la integración de las bolsas de Bogotá, Medellín y Occidente. Sus propietarios son 42 sociedades co­misionistas de bolsa y un grupo de entidades financieras.

Para medir la variación promedio en los precios de las acciones, se creó el Índice Gene­ral de la Bolsa de Colombia (IGBC). Con base en el comportamiento del precio de una canasta compuesta por 70 acciones que se negocian con frecuencia en la bolsa, se establecen las alzas y las caídas en el mercado de capitales.

Oficina de la Bolsa de Valores de Colombia
Oficinas de la Bolsa de Valores de Colombia.

La compraventa de los títulos valores en las bolsas se realiza a través de los llamados comisionistas de bolsa, quienes se encargan de poner en contacto a los ahorradores, es de­cir a los inversionistas, y a las empresas que necesitan dinero mediante la emisión y venta de acciones, bonos, títulos o certificados.

Mercado público de valores

Todas las operaciones de compra y venta de títulos se realizan en el llamado mercado pú­blico de valores. Veamos en qué consiste cada uno de los documentos que se negocian en las bolsas y, en general, en el mercado público de valores.

Acción

Es un título de propiedad, de carácter negociable en las bolsas de valores, representativo de un porcentaje de la propiedad de una sociedad o empresa. Su tenencia le otorga al dueño derechos que permiten su participación en las asambleas de accionistas de la em­presa, tales como intervenir en la elección de los directivos de la misma mediante el ejer­cicio del derecho al voto.

Las acciones hacen parte de las llamadas inversiones de renta variable, es decir, que quien compra un documento de este tipo no conoce con certeza la rentabilidad que ob­tendrá en un determinado periodo. Esta rentabilidad tiene dos componentes el dividendo y la valorización. El dividendo es el valor pagado por las sociedades sobre cada una de las acciones de la empresa como retribución a los tenedores de estos títulos valores, es pagado con las utilidades que logró la empresa en un determinado periodo, por lo general, cada año.

Título de una acción sobre una Sociedad Anónima
Ejemplo del Título de una Acción sobre una Sociedad Anónima.

Por ejemplo, si una ensambladora de vehículos logró ganancias en un año por 5.000 millones de pesos y el número de acciones de la compañía es de 100.000, el dividen­do a pagar es de 50.000 pesos por acción.
Además del dividendo, la rentabilidad de la acción depende de la valorización que és­ta obtenga en las bolsas de valores. Cada acción tiene un precio en las bolsas, el cual es determinado por la ley de la oferta y la demanda. Si una acción tiene mucha deman­da, el precio de ésta sube logrando una valorización que constituye una ganancia adi­cional al dividendo que recibe su dueño.

Por el contrario, si alguien ofrece una acción en las bolsas de valores y no resulta comprador, el precio de la misma baja, provocando una pérdida para su propietario. El alza en el precio de las acciones ocurre generalmente cuan­do los intereses que pagan los establecimientos financieros son bajos y, entonces, para los ahorradores e inversionistas en general resulta más atractivo y rentable comprar acciones. También suben de precio cuando los resultados de las empre­sas son buenos y su solvencia patrimonial se fortalece. Si una empresa arrojo pérdidas no podrá pagar dividendos a sus accionistas y el precio de la acción se desvalorizará en las bolsas de valores.

Bono

Es un título valor representado de una parte de un crédi­to colectivo a cargo, bien sea, de una empresa privada o del gobierno. Existen bonos ordinarios y convertibles en acciones. Cuando una empresa necesita dinero para financiar gastos o invertir en la compra de equipos, puede acudir a un banco y obtener un crédito. Otra alternativa es emitir bonos para venderlos entre distintos inversionistas. La diferencia entre estas dos operaciones es que resulta más barato para la empresa conseguir el dinero directamente del público que a través de un banco.

 bonos colombianos de deuda interna
Ejemplo de bonos colombianos de deuda interna.

¿Qué se obtiene por la compra de un bono?

Veamos un ejemplo: Una empresa emite bonos por un valor de 10 millones de pesos cada uno.  Lina María Herrera decide adquirir uno. El bono promete devolver el dinero que se prestó (valor del bono) en una fecha determinada o fecha de amortización. De igual manera, especifica cuál es el interés anual que la empresa va a pagar por el bono hasta su amortización.

Con la compra de un bono a una empresa privada o estatal, el inversionista tiene la cer­teza de que recuperará el dinero en una fecha precisa. El empresario sabe que podrá usar el dinero del bono durante un plazo determinado, que por lo general es de cinco años. En este caso Lina María recibirá intereses anuales acumulados al término pactado con la empresa emisora.

También existen bonos convertibles en acciones. Son una modalidad en la cual el com­prador de estos títulos se compromete a que una vez venza el plazo de los mismos, la suma invertida se convierta automáticamente en acciones de la empresa que emitió el bono. De esta manera, el inversionista pasa de ser acreedor de la empresa para conver­tirse en accionista.

Certificados

Son documentos que representan una inversión en un activo financiero. Existen distintos tipos:

Certificado de Depósito a Término (CDT)

CDT

Los CDT certifican la naturaleza de un depósito de dine­ro en un establecimiento financiero a un plazo determinado y a una tasa de interés fija. Los bancos comerciales, las corporaciones financieras, las corporaciones de ahorro y vivienda y las compañías de financiamiento comercial están autorizados para emitir CDT. Si un depositante necesita el dinero antes del vencimiento del CDT, éste puede venderlo a otra persona mediante un endoso. Por ejemplo, si Humberto Díaz compró el dos de enero del año 2015, en un banco, un CDT de un millón de pesos con plazo de un año y tasa de interés del 12%, don Humberto solo puede reclamar su dinero, o sea $ 1.120 000, que corresponde al capital y los intereses, el dos de enero del año 2016.

Pero si Humberto Díaz llega a necesitar el dinero del CDT antes del dos de enero de 2016, éste puede vender el certificado acudiendo a una bolsa de valores, donde un comisionista consigue a un inversionista para que compre con descuento el CDT y espere hasta el dos de enero de 2016 para acudir al banco y hacer efectivo el certificado. En este último caso quien compró el CDT a Humberto Díaz a través de un comisionista de bolsa de valores se gana un descuento. Si por ejemplo, faltan seis meses para el vencimiento del CDT, el inversionista paga por el certificado 1.050.000 pesos, monto equivalente al capital que era 1.000.000 de pesos y 50.000 pesos de los intereses de los primeros seis meses, a los cuales el comprador del CDT les des­contó diez mil pesos como ganancia por adquirir a Humberto Díaz el CDT antes de su vencimiento. En otros términos, quien compró el CDT en la bolsa con descuento logró una ganancia de 70.000 pesos por esperar la fecha de vencimiento del mismo el dos de enero de 2016.

Certificado de Reembolso Tributario (CERT)

Es un título valor expedido por el gobierno, con el propósito de in­centivar y diversificar las exportaciones del país. Este do­cumento puede ser utilizado para el pago de impuestos o se puede vender en las bolsas de valores. Existen otros certificados, como los de Desarrollo Turístico o Eléctricos, que son emitidos por entidades del gobierno para recaudar dinero con destino a la financiación de pro­yectos de desarrollo turístico y de generación y transmisión de energía eléctrica.

Títulos

Título valor

Los títulos son documentos representativos de una deuda, los cuales otorgan el derecho a quien los posee de recibir un interés fijo por un periodo preestablecido. Se destacan los títulos de renta variable, en los cuales la rentabilidad solo es conocida después de la liquidación del documen­to. Su rendimiento depende del desempeño económico de la empresa que los emitió. Existen otros títulos como los de la Tesorería General de la Nación llamados TES, cuyo propósito es captar dinero del público. Su rendimiento es­tá fijado por el mercado financiero.

 
 
 
Palabras Claves: intermediarios financieros / pasivos financieros / itermediario / 3 de julio / empresa / intermediario financiero en economia ejemplo / bonos economía documento / que es manejo de deudas del sistema financiero /