contadores de paginas web
Imprimir

Manejo Fiscal: Impuestos en Colombia

 
 

Presupuesto nacional

La actividad económica de todas las personas está movida por el interés de obtener un beneficio propio. No obstante, la labor de los diferentes individuos se da den­tro de organizaciones comunitarias. Esto significa que, aunque cada cual tiene objetivos muy particulares, alguien debe cui­dar para que la labor de cada individuo guarde cierta consistencia con los propósitos de los demás, pues es un hecho que cada ciudadano tiene que convivir con otros y, por lo tanto, su actividad los puede afectar en alguna forma.

El presupuesto nacional

La necesidad de tener cierto control sobre el manejo de ingresos y gastos lleva a que el gobierno deba hacer estimativos sobre el futuro cercano. Éstos se hacen con base en análisis previos de los elementos básicos que determinan la participación del sector público en la actividad económica de un país. El presupuesto en Colombia se diseña y calcula para un período que coincide con el año calendario, es decir, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre.

En Colombia, el cálculo de los ingresos y gastos se llama pro­yecto de presupuesto y se realiza conjuntamente, a nivel nacio­nal, por el Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación. Para los otros niveles, como los municipios y departamentos, el presupuesto lo elaboran las alcaldías y las goberna­ciones, respectivamente.

El Congreso Nacional, las asambleas departamentales y los concejos muni­cipales son, respectivamente, los organismos que deben aprobar el presupuesto de cada nivel. En estas instituciones se hallan representados los intereses de los electores y por eso allí se discute, reforma y aprueba el presupuesto sugerido por el gobierno nacional, departamental o municipal.

Fuentes de ingresos

Fuentes de ingresos

Para cumplir sus funciones, el gobierno tiene que realizar una serie de actividades que van desde aquellas estrictamente administrativas, hasta la de promover la producción a través, incluso, de operaciones directas de inversión.

Para sustentar algunos procesos productivos, establecer tarifas subsidiadas o por debajo del costo de producción de algunos servicios de utilidad pública, realizar obras sociales, desarrollar inversiones de interés colectivo y, en general, manejar la estructura administrativa del Estado, se requiere un flujo permanente de considera­bles ingresos, que provienen principalmente de las empresas del Estado que pueden generar recursos para asegurar su autofinanciamiento y, eventualmente, sustentar operaciones de otros organismos del sector.

Empresas estatales en Colombia
Ejemplo de empresas estatales en Colombia

El sector privado entrega al gobierno recursos por concepto de tarifas, regalías y otras contraprestaciones, a cambio de permisos especiales para usar algunas propiedades del Estado, como las carreteras, las contribuciones obligatorias de personas y empresas. Esta es la principal fuente de recursos para realizar las funciones del gobierno.

Estas contribuciones, que conocemos como impuestos, provienen, por tanto, de los diferentes miembros del sector privado de la economía. Se utilizan para complementar los recursos del sector público de carácter patrimonial o provenientes de sus actividades comerciales e industriales.

Clases de impuestos

Impuestos directos

Son los que se fijan sobre las rentas de trabajo y la propiedad y, en general, sobre el patrimonio representado en activos físicos como fincas, casas, edificios; o financieros, en el caso de certificados, bonos y títulos del sec­tor privado. Se denominan directos porque se recaudan directamente de las personas que tienen los ingresos o el patrimonio gravados.

Impuesto a la renta
A nivel nacional, el impuesto directo es el de la renta, que grava los ingresos y patrimonio de las per­sonas y las empresas.

El impuesto de renta, es el porcentaje de dinero que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN cobra cada año calendario a las per­sonas naturales y a las empresas sobre el total de sus ingresos. Este impuesto tiene dos impuestos complementarios, remesas y ganancias ocasionales. El impuesto de remesas es el que cobra el gobierno a las personas y a las empresas cuando giran o envían al exterior dinero proveniente de rentas. El impuesto de ganancias ocasionales es un impuesto que recae sobre los ingresos extraordinarios, prove­nientes de herencias, legados o donaciones, liquidación de sociedades, venta de activos como, por ejemplo, terrenos, fincas, vehículos y ganado. Se aplica también sobre los in­gresos generados por rifas, loterías, apuestas y similares.

A nivel regional existen otros impuestos directos, el predial, de industria y comercio y otros menores, como de espectáculos públicos, rifas, juegos, delineación urbana, circulación y tránsito o rodamiento.

El impuesto predial es el impuesto municipal por excelencia que se cobra por el inmueble que se posea. La tarifa es fijada por el Concejo Municipal, teniendo en cuenta el uso o destinación del inmueble la antigüedad de la formación catastral y el estrato socioeconómico. Se liquida sobre el avalúo catastral o el auto avalúo de cada inmueble.


El impuesto de industria y comercio lo cobran los municipios por el ejercicio de las actividades industriales, comerciales o de servicios, incluyendo las financieras. Se liquida so­bre los ingresos brutos provenientes de esas actividades.

Impuestos indirectos

Se trata de aquellos impuestos que imponen un sobreprecio a las mer­cancías o servicios. Se llaman indirectos porque los consumi­dores no los pagan directamente al Estado, sino que quien cobra ese sobreprecio es el que los transfiere. Entre ellos en­contramos los aplicados por la Aduana a los productos que ingresan al país, el impuesto a la gasolina y timbre, y el IVA.

Impuestos indirectos

Impuesto del 4 por 1000

En noviembre de 1998 el Gobierno se vio obligado a de­cretar una emergencia económica, con el propósito de conseguir dinero para capitalizar y rescatar los bancos del Estado que se encontraban en crisis. Con ese propósito creó el impuesto transitorio del 2 por 1000 a las transacciones financieras. Se dijo que era temporal y que regiría hasta el 31 de diciembre de 1999. Después, la ley 633 de 2000 le dio carácter de permanente y lo incrementó al tres por mil, y más adelante la ley 863 de 2003 lo subió al cuatro por mil. Ahí se estacionó.

En síntesis, el 4×1000 consiste en que por cada mil pesos que se retiran de una entidad financiera, cuatro pesos se destinan al pago de este impuesto. El tributo es recaudado a través de las entidades financieras pero su destinatario final es el Gobierno Nacional. Los movimientos financieros que están sujetos a este impuesto son:

4 x mil

Los banqueros han criticado el 4 por mil, en razón de que los clientes de las entidades financieras, para eludir el pago del impuesto, prefieren manejar el dinero por fuera de los bancos.

Retención en la fuente

La retención en la fuente es el pago anticipado del impues­to de renta, por parte de las personas y las empresas obligadas a presentar declaración de renta. En el caso de la mayoría de las personas que no declaran renta y que su ingreso depende en gran medida de una relación laboral, la retención es el impuesto definitivo que deben pagar. La retención en la fuente para los salarios o sueldos se efec­túa mediante la aplicación de una serie gradual de porcen­tajes establecidos en la tabla de retención en la fuente, la cual se actualiza cada año de acuerdo con el incremento de la inflación.

Gastos del Presupuesto

Gasto de la Nación

El Presupuesto General de la Nación está distribuido en tres blo­ques de funcionamiento: inversión, pago de salarios y amortizaciones de las deudas del gobierno. Por orden de prioridad, el gobierno emplea el presupuesto para pagar los salarios de los empleados públicos. Igualmente, realiza gastos para atender su operación, por ejemplo equipos, servicios y arriendos, entre otros.

La inversión garantiza el mejoramiento de las condiciones de vida de la población. Aquí se incluyen las inversiones en acueductos, redes eléctricas, puentes, hospitales, escuelas, carreteras y otras obras públicas. El pago de la deuda del gobierno con bancos nacionales y extranjeros a causa de los créditos otorgados para cubrir sus necesi­dades de gasto, lo debe hacer contando con el Presupuesto Nacional. El gobierno también paga intereses a las personas o entidades que le compran TES para financiar los gastos de la Nación.

Déficit fiscal

Déficit fiscal

Cuando al gobierno se le reducen los ingresos por impues­tos, o sus empresas arrojan pérdidas o aumentan sus gastos de funcionamiento, se produce un desequilibrio que se conoce como déficit fiscal, es decir, un faltante en el Presupuesto Nacional y entra menos dinero del que gasta.

Para financiar o cubrir el déficit fiscal los gobiernos tradicionalmente acuden a tres tipos de medidas o estrategias:

  • Recorte en los gastos de funcionamiento e inversión.
  • Incremento en los ingresos, elevando las tarifas de los impuestos.
  • Venta de propiedades del Estado como sus bancos, hidroeléctricas, empresas de energía y telefonía. Este proceso se conoce como privatización, es decir, el traspaso de bienes de propiedad del Estado a los particu­lares.

De una u otra forma, las personas se ven afectadas por cual­quiera de las medidas tomadas por un gobierno para con­trolar un déficit fiscal.

 
 
Palabras Claves: manejo fiscal / el manejo fiscal / Que es el manejo fiscal / que es manejo fiscal / como es el manejo fiscal en colombia / definición de manejo fiscal / en que consiste el manejo fiscal / manejo fiscal en colombia /