contadores de paginas web
Imprimir

Producción, distribución y consumo de bienes y servicios

 
 

Producción, distribución y consumo

La producción, distribución y consumo de bienes y servicios, son el conjunto de actividades interrelacionadas y determinantes dentro de todo proceso económico. Este conjunto de fases o etapas mutuamente dependientes explican el comportamiento de la actividad económica que desarrollan las sociedades para satisfacer sus necesidades.

Producción

La producción es la etapa inicial de todo proceso económico. A través de la cual, se busca obtener un producto específico -una camisa, un automóvil, un avión, un balón-, mediante los llamados factores de producción
Los factores de producción son los recursos que una empresa o una persona utiliza para crear y producir bienes y servicios. En la teoría económica se considera que existen tres factores principales de producción: el capital, el trabajo y la tierra.

EL CAPITAL: Se refiere a todos aquellos bienes o artículos elaborados en los cuales se ha hecho una inversión y que contribuyen en la producción, por ejemplo máquinas, equipos, fábricas, bodegas, herramientas, transporte, etc., todos estos se utilizan para producir otros bienes o servicios. En algunas circunstancias, se denomina capital al dinero, sin embargo, dado que el dinero por sí solo no contribuye a la elaboración de otros bienes, no se considera como un factor de producción.

EL TRABAJO: Se refiere a todas las capacidades humanas, físicas y mentales que poseen los trabajadores y que son necesarias para la producción de bienes y servicios.

LA TIERRA: Este factor de producción no se refiere únicamente a la tierra en sí (el área utilizada para desarrollar actividades como siembra de cultivos, construcción de edificios de oficinas, etc.). En el factor tierra también se incluyen todos los recursos naturales de utilidad en la producción de bienes y servicios, por ejemplo los bosques, los yacimientos minerales, las fuentes y depósitos de agua, la fauna, etc. El valor de la tierra depende de factores como, la cercanía a centros urbanos, el acceso a medios de comunicación, la disponibilidad de otros recursos naturales del área, etc.

Capital, trabajo, tierra
Capital                                           Trabajo                                                  Tierra

Cada uno de estos factores tiene una compensación o un retorno. Por ejemplo, el capital tiene como compensación los beneficios o ganancias del mayor valor que le añade a los productos, el trabajo tiene como compensación los salarios, y la tierra tiene como compensación la renta que se obtiene de ella al utilizarla. El Estado y las empresas privadas pueden aumentar la producción aprovechando los avances tecnológicos, mejorando la instrucción, capacitación y educación de su población, perfeccionando el uso de los recursos naturales y gestionando un ambiente político, social y económico estable.

En una economía de mercado, como la de la mayoría de los países latinoamericanos, quien dispone los factores de producción, es decir, los recursos naturales, el trabajo y el capital, para realizar la producción de bienes y servicios son las empresas, que son los ordenadores de la producción. Por el contrario en las economías planificadas o socialistas el Estado es el que decide, acudiendo a la planeación obligatoria, qué se produce, cómo se produce y para quién se produce.

Desde mediados de la década de los años ochenta, el socialismo y las economías planificadas entraron en crisis, siendo la más profunda la de la Unión Soviética. Este hecho afectó severamente a Cuba, la única nación de América Latina con régimen socialista. Desde comienzos de los años 90 se amplió la economía de mercado a nivel mundial y China dio espacio a la inversión privada mediante un sistema de economía mixta, el cual permite que el Estado se asocie con empresas multinacionales para producir bienes y servicios. Esta estrategia le permitió a China modernizar gran parte de sus empresas y convertirse en una potencia exportadora de todo tipo de mercancías y tecnologías.

En la Unión Soviética, el Estado se quebró por la caída de los ingresos y una creciente corrupción en la administración de los dineros públicos. El gasto militar se volvió insoste­nible y sus empresas se volvieron obsoletas frente a las de los países capitalistas. Con la llegada de Gorbachov al poder a mediados de los años 80, se inició un rápido proce­so de apertura hacia la economía de mercado.

Distribución

La distribución es la segunda etapa de la producción. Concepto elemental para entender los niveles de riqueza, ingre­so y consumo de una sociedad o de un país en particular. La distribución lleva a los consumidores los bienes y servicios a cambio del pago de un precio fijado, no por el empresario, sino por el mercado a través del sistema de precios. Los mismos empresarios, bajo un régimen de libertad, ofrecen su producción en el mercado, lugar donde, al igual que ellos, concurren los compradores.

Productor, mayorista, minorista, consumidor

La función de la distribución consiste en hacer llegar el producto a su mercado meta. Debiéndose principalmente a la separación que existe entre el lugar de producción (fábrica) desde donde sale el producto, hasta su lugar de utilización o de consumo, pasando por diversos tipos de intermediarios. Esa etapa de transporte y comercialización es lo que llamamos distribución comercial.

La acción más importante para realizar una excelente distribución es determinar su venta y la transferencia de la propiedad del fabricante al consumidor final, ya que con frecuencia existen cadenas de intermediarios, en la que cada uno pasa el producto al siguiente eslabón, hasta que finalmente alcanza al consumidor o usuario final. Este proceso se conoce como canal de distribución o cadena. Cada uno de los elementos del canal tiene sus propias necesidades, que el productor debe considerar junto con las del usuario final.

Los canales de distribución constituyen un sistema participativo que involucra a varios agentes económicos: fabricantes, intermediarios y consumidores. Su denominación se da, según sean las fases de pertenencia que recorre el producto o servicio hasta el cliente final, así: directo, corto, largo y doble.

Canales de distribución

Tipos de intermediarios:

  • AGENTES: Son personas íntimamente relacionadas a la empresa que deben respetar zonas     geográficas de venta y cumplir cuotas.
  • MAYORISTAS: Los mayoristas adquieren sus productos directamente de los fabricantes o de los agentes, venden a los minoristas u otros fabricantes.
  • MINORISTAS: También llamados detallistas, venden al cliente final.

Intermediarios

Cuanto mejor es el servicio ofrecido en la distribución, será más costoso dicho proceso. Así, por ejemplo, un sistema de distribución con un mayor número de puntos de venta, lo que supone al consumidor desplazamientos más cortos para adquirir el producto, implica un sistema de distribución más costoso.

Consumo

Esta tercera y última etapa consiste en el disfrute de los bienes y ser­vicios que se producen en la economía. Es, en su conjunto, aquella parte de la producción que desaparece por su utilización. En nuestra vida diaria consumimos gran cantidad de bienes y servicios. Cuando el consumo es inferior a la renta o ingre­so, se afirma que hay un ahorro. Por el contrario, cuando el consumo es mayor que el ingreso, se produce un desahorro. El consumo está relacionado con uno de los dos componentes del mercado: la demanda.

Consumo

La unidad de consumo: Cuando un empresario decide elaborar un producto, de antemano identifica quién lo va a consumir. Aparentemente, cuando hablamos de consumidores lo asociamos con un individuo y su familia, pero en realidad existen las llamadas unidades de consumo,compuestas por grupos de personas con alguna afinidad o por un conjunto de actividades que demandan determinados bienes y servicios.

Como unidad de consumo se puede tomar al individuo aislado, a la familia y también a otras comunidades como colegios, universidades, centros de capacitación e investi­gación, donde existe cierta concordancia desde el punto de vista de la adquisición de bienes para satisfacer necesidades.

Así pues, el consumo es la parte del ingreso que no se ahorra, es el uso de bienes y servicios con el fin de satisfacer una necesidad material o económi­ca. A medida que aumenta el ingreso familiar, disminuye el consumo de bienes que satisfacen necesidades básicas y aumenta el gasto en bienes duraderos y en algunos servicios. Por ejemplo, hace unas décadas, los alimentos representaban hasta tres cuartas partes del consumo de una familia de clase media. Actualmente, solo repre­sentan una quinta parte. La diferencia la ocupa, cada vez más, el consumo de bienes de origen industrial y servicios como la educa­ción, las actividades culturales y los viajes.

  Educación, cultura, viajes

En economía, el consumo constituye uno de los componentes fundamentales del producto interno bruto (PIB), desde el punto de vista del gasto o demanda. Este consumo se divide en consumo privado y consumo público.

CONSUMO PRIVADO: Valor de todas las compras de bienes y servicios realizados por las unidades familiares y las instituciones privadas sin ánimo de lucro. Se incluye en su cálculo las remuneraciones en especie recibidas por los asalariados, la producción de bienes para autoconsumo y el valor imputado por las viviendas ocupadas por sus propietarios. Se excluyen las compras de tierra y edificios para viviendas.

CONSUMO PÚBLICO: Valor de todas las compras y gastos que realizan las administraciones públicas en el desempeño de sus funciones y objetivos.

El consumo constituye una actividad de tipo circular en tanto en cuanto que el ser humano produce para poder consumir y a su vez el consumo genera producción. Se le considera el último proceso económico, asociado a la satisfacción de las necesidades de las personas. El consumo como tal se produce en todos los sistemas económicos.

Consumismo
No todo consumo procede de la satisfacción de necesidades, ya que también los deseos producen consumo (consumismo).

Sistemas económicos

Nos vamos a referir a los sistemas económicos como la forma en que las sociedades se organizan para responder a las tres inquietudes que nos conciernen: qué producir, cómo producir y cómo distribuir los bienes obtenidos. Las respues­tas a estos interrogantes origina un complejo mecanismo que se relaciona con las leyes, los valores de las personas y su organización social y política.

Para distinguir los diferentes sistemas económicos, debemos preguntarnos por las características de la propiedad (en manos del Estado, de particulares o comunitaria), quién y cómo se hace el control de los recursos y cuáles son los obje­tivos de quienes ejercen el control (obtención de beneficio personal, autoconsumo, beneficio común). De la combinación y acuerdos a los que se llega social­mente se pueden distinguir tres formas básicas de sistemas económicos: economía primitiva, planificada y de mercado.

Sistemas económicos

El aparato productivo

La estructura sobre la cual funciona un sistema de produc­ción de bienes y servicios de un país, una región o una em­presa en particular, se conoce como el aparato productivo. Si se ubica a nivel nacional, el aparato productivo lo conforman los sectores primario, secundario y terciario, y de él hacen parte las empresas y la infraestructura, es decir, las vías de comunicación, la ener­gía eléctrica, los acueductos y alcantarillados, las telecomu­nicaciones, los puertos marítimos, metros y aeropuertos.

Sectores económicos

Del aparato productivo también hace parte el Estado, que cumple una función de regulador de las actividades econó­micas, interviene en los negocios de las personas, fija polí­ticas para la producción y la distribución de los productos y los servicios. El Estado interviene como empresario en el aparato produc­tivo. También participa en la actividad bancaria y vende servicios de agua potable y ener­gía eléctrica. Aunque en la mayoría de los países de América Latina se inició desde comienzos de la década de los noventa un intenso proceso de privatización mediante la venta de empresas del Estado a inversionistas privados.

En el objetivo de las privatizaciones de la producción de servicios, que le competen básicamente al Estado en procura de la satisfacción de las necesidades básicas de la población, entra como "excusa" el hecho de que se procura que el Estado concentre su presupuesto y su labor en áreas prioritarias como la salud, la educación, la seguridad ciudadana y la distribución equitativa de los dineros públicos.

Privatización

Así, la empresa privada ha ido desmontado al Estado de su monopolio ejercido en el manejo de puertos, carreteras, ferrocarriles, telecomunicaciones, televisión y empresas de servicio de agua, energía, aseo y seguridad social. Transformando la visión del ciudadano ante éste, ya que ha dejado de ser garante de producción de bienes y servicios para la satisfacción de sus necesidades básicas, dejando esta función al sector privado ante el cual se siente desprotegido. 

 
 
 
 
 
 
Palabras Claves: distribucion y consumo / produccion distribucion y consumo / economia de intercambio produccion y consumo / que es produccion distribucion y consumo / produccion distribucion y consumo de bienes y servicios / produccion de bienes / etapas del proceso economico produccion circulacion distribucion y consumo / producción, distribución y consumo /