contador gratis
Imprimir

La economía como ciencia social

 
 

La economía como ciencia social

La economía es una de las ciencias que giran en torno al comportamiento humano. A pesar de parecer una ciencia que enuncia una serie de leyes que pueden considerarse como válidas, lo hace siempre bajo un contexto subjetivo que es el del comportamiento racional del hombre.

Es de importancia señalar que la ciencia económica recibe un fuerte apoyo de otras ciencias. La psicología, como es lógico, ayuda al economista a comprender mejor el comportamiento humano. La sociología es útil para comprender dicho comportamiento entendido en un contexto de grupo. La política ayuda a conocer de qué manera pueden llegar a resolverse los problemas económicos desde el punto de vista de quienes gobiernan. Las matemáticas establecen modelos cuantificables de comportamiento de algunas variables, y especialmente la geometría es de gran utilidad para la representación de dichos modelos.

Por último, cabe mencionar la especial utilidad de la ciencia estadística, pues la economía no puede medir fenómenos de manera exacta, igual que lo hacen las ciencias empíricas como la física o la química; la economía es una ciencia en la que juega un papel fundamental la fluctuación, y por tanto los fenómenos que en ella se describen no pueden enunciarse de manera absoluta, sino expresados siempre en términos medios o en términos de máxima probabilidad.

La estadística
La estadística es una ciencia que se encarga de estudiar una determinada población por medio de la recolección, recopilación e interpretación de datos.

Características del análisis económico

1. La teoría económica es fundamentalmente una ciencia positiva. Las ciencias positivas se caracterizan por hacer descripciones acerca de cómo es la realidad. Enuncian proposiciones acerca de la misma que pueden ser verdaderas o falsas. Las teorías normativas, en contraposición a las teorías positivas, se ocupan del deber ser, prescribiendo un curso deseado de la acción.

Las ciencias positivas pueden ser debatidas. Si un modelo económico se ha tenido como válido pero la realidad acaba demostrando que no se cumple en su totalidad, éste debe ser rechazado o modificado. De esa forma evoluciona la ciencia, rechazando teorías no válidas y aceptando nuevas teorías que expliquen mejor la realidad.

2. Las proposiciones de la teoría económica son de tipo condicional. Si se da la hipótesis A, entonces ocurrirá el fenómeno B.

De esta forma, la economía permite al hombre resolver conflictos creados por juicios de valor, ya que ofrece soluciones a ciertos problemas ayudando en su elección. Al ofrecer una descripción de las consecuencias que se derivan de un determinado hecho o fenómeno, permite al hombre tener una idea previa de lo que puede ocurrir al seleccionar una u otra alternativa.

3. La teoría económica es aplicable a todos los sistemas en su proceso de consecución de objetivos.

ciencia económica
Una teoría económica estudia la forma de resolver los problemas dentro de cualquier sistema político

EL COMPORTAMIENTO RACIONAL DEL HOMBRE

Postulados de la racionalidad humana

La ciencia económica estudia el comportamiento humano en condiciones de escasez. Lo estudia como comportamiento racional que se desenvuelve en el seno de una organización (familia, mercado, gobierno). Se entiende por comportamiento racional toda actuación adecuada del hombre para alcanzar sus objetivos, siempre dentro de su capacidad y de sus limitaciones.

La economía estudia el componente racional de la conducta. Incluso en el caso que existan conductas irracionales, cuando éstas se producen de una forma reiterada puede derivarse de ellas un componente racional. Debajo de esta última idea subyace el hecho, que la economía no estudia comportamientos aislados, sino el comportamiento humano agregado, el comportamiento medio o el más habitual.

El economista va a intentar observar cuáles son los fines y deseos del hombre. No le importa tanto el origen de los mismos, ya que los gustos y deseos dependen en gran parte de la cultura recibida, y ese estudio corresponde a la antropología, la economía en este caso, se debe encargar de la forma en que el hombre trata de conseguirlos. En definitiva, el economista se va a ocupar de observar la forma en que el hombre utiliza los medios a su alcance para la consecución de sus fines.

Las preferencias de una persona o una comunidad sobre cómo llegar a un determinado fin económico
Las preferencias de una persona o una comunidad sobre cómo llegar a un determinado fin económico, es el hecho que estudia la economía, sin detenerse a considerar si los actos del hombre son más o menos éticos.

El economista se debe encargar de las preferencias reveladas por el hombre y lo hace estudiando este comportamiento en el conjunto de una población o un grupo. Este tipo de estudio tiene una serie de ventajas:

- Postular racionalidad ofrece buenas predicciones.

- Los efectos agregados del grupo hacen que en media el conjunto de personas considerado se comporte de forma racional.

- Existe además un argumento de tipo biológico: la supervivencia del hombre es debida a un comportamiento racional.

- Cuando se relacionan los individuos lo hacen siempre con algún fin. El hombre siempre tiende a alcanzar un mayor bienestar y para conseguirlo elige a los individuos que le faciliten dicha labor. Incluso en el trato con otras personas el hombre se comporta de una forma racional.

Antes de tomar una decisión, el hombre se plantea cómo va a actuar, incluso puede llegar a plantearse si es o no conveniente actuar. Todo este proceso de elección conlleva para él un coste, pues todo el que se ve obligado a elegir, siempre se ve obligado a renunciar.

Los postulados de racionalidad

Son un conjunto de proposiciones acerca del comportamiento racional del hombre sobre los que se cimienta toda teoría económica.

1. Todos los individuos desean una variedad de bienes

Un bien en este contexto no tiene por qué ser material. Se considera bienes a todas aquellas cosas o ideas susceptibles de ser deseadas por el hombre. Un bien puede ser la salud, que no es material y sin embargo es deseada por todos. Los bienes van a ser deseados por el hombre en la medida en que éstos son escasos. Se llaman “bienes libres” a aquellos bienes que, aun siendo deseados, no se desean en cantidad superior a la que se posee, por lo que en dichas circunstancias nadie pagaría por ellos. Se desea menos de lo que hay disponible.

bienes libres
Los bienes libres son aquellos que abundan lo suficiente para satisfacer la demanda, inclusive gratis, ejemplo de ellos es la luz solar o el aire.

El ejemplo más claro de este tipo de bienes es el aire que se respira, que a pesar de ser útil para la vida, es un bien que en condiciones normales sobra a todos y nadie está dispuesto a pagar dinero por obtenerlo. Sin embargo, las agresiones al medioambiente son tan fuertes que quizá sí exista quien pagaría por respirar un aire más puro del que tiene en su ciudad. Este problema se explica por el hecho de que el aire puro es un bien que se empieza a convertir en escaso.

Un bien es escaso, cuando es demandado en cantidad superior a la que se tiene. La mayoría de los bienes que existen son escasos, este tipo de bienes se denominan bienes económicos y tienen un coste de oportunidad. Este concepto de coste de oportunidad va a surgir en toda aquella situación en el que se enfrente a la elección y se disponga de varias alternativas.

El coste de oportunidad, de realizar la elección, va a venir medido por el valor de la última alternativa que se rechazó. Suponiendo que un determinado individuo se enfrente a la decisión de ir al cine, dar un paseo por el campo o estudiar el examen del día siguiente, por ese orden de preferencia. Si decide que debe quedarse estudiando para el examen, el coste de oportunidad de hacerlo es el valor que él atribuye a poder ir al cine. Este es el coste de la última alternativa rechazada, pues primero renunció a dar un paso por el campo, y la decisión final se debatió entre estudiar o el cine. Si se entiende mejor desde otro punto de vista, el coste de oportunidad es el valor de la alternativa de mayor valor que se rechaza.

coste de oportunidad
El coste de oportunidad designa el coste de la inversión de los recursos disponibles a costa de la mejor inversión alternativa disponible, o también el valor de la mejor opción no realizada.

La escasez es la relación entre los bienes y su deseo, entre necesidades y recursos. No es sinónimo de pobreza. El agua en la Tierra es un bien abundante por el que teóricamente a nadie se le ocurriría pagar. Sin embargo, en zonas de cultivo es un bien demasiado deseado y puede resultar escaso, en especial si no existen las infraestructuras idóneas de regadío.

No todos los bienes económicos son deseados por igual por todos los individuos. Efectivamente, la necesidad de un bien depende en gran medida de los gustos, de los precios, y de la escasez. Derivado de esta idea surge el segundo postulado de la racionalidad:

2. Unos bienes son más deseados que otros

Para cada individuo la escasez observada de un bien determinado puede ser distinta. Existen unos bienes que se desean más que otros y además se ordenan por preferencias. Cuando se tiene toda la cantidad de un bien deseado, siempre surge un nuevo bien que se pone como objetivo. Esta idea de desear no se acaba porque el hombre tiene el instinto de prosperar.

3. Todos los hombres se encuentran obligados a realizar elecciones

Este postulado también puede denominarse “Principio de sustituibilidad”. En la manera de preferir el hombre está dispuesto a ceder bienes que ya se poseen a cambio de nuevos bienes, más deseados que aquellos a los que se renuncian. La sustituibilidad está relacionada con el criterio de valoración. Si se desea un bien con mucha fuerza, se está dispuesto a dar parte de un bien para adquirir el bien más deseado.

El valor de un bien en economía viene dado por la cantidad de otro bien que se está dispuesto a rechazar
El valor de un bien en economía viene dado por la cantidad de otro bien que se está dispuesto a rechazar por conseguir una unidad del bien que se está valorando.

Cualquier bien puede servir para valorar otros bienes. Siempre que se obtenga una cantidad de un bien, se está renunciando a una determinada cantidad de otros bienes. El hombre se encuentra siempre enfrentado a la elección.

4. Cuanta más cantidad obtenemos de un bien, menos lo valoramos

Lo que este postulado sugiere es que a medida que se consigue un bien deseado, progresivamente la valoración acerca del mismo va decreciendo. Esta circunstancia se observa en la experiencia cotidiana. En un primer momento se puede estar dispuesto a ceder una cantidad importante de bienes a cambio de otro, por ejemplo, cuando se tiene mucha sed se dice «lo daría todo por un vaso de agua», sin embargo, a medida que se sacia la necesidad se empieza a valorar menos ese bien porque ya se tiene la cantidad suficiente.

5. Las preferencias de un individuo son distintas a las de otro

Este hecho no necesita una mayor explicación, ya que es sabido que por esta razón surge la necesidad en el hombre de intercambiar bienes, dando camino al surgimiento de la actividad comercial o de mercado.

Las preferencias de consumo
Las preferencias de consumo de un individuo están determinadas por aquellos bienes o servicios que otorgan una utilidad a este. Estos productos satisfacen las diferentes necesidades que el hombre tiene y que puede conseguir según sea su presupuesto.

 
 

© 2013 SOCIALHIZO.COM