contadores de paginas web
Imprimir

Primeros vestigios humanos en Colombia

 
 

Los principales hallazgos arqueológicos que dan cuenta de la existencia de asentamientos humanos en el territorio que hoy compone Colombia han tenido lugar en la cordillera Central, las faldas del macizo Andino y los valles de los ríos Magdalena, Cauca y Sinú.

Petroglifo en una cueva en Albán
Petroglifo en una cueva en Albán (Cundinamarca), reproducido en el libro Manual de arte rupestre de Cundinamarca (2002).

Abra y Tequendama

Los más antiguos vestigios fueron encontrados en Abra y Tequendama. El Abra es un sitio arqueológico, ubicado en el valle de su mismo nombre al oriente de la ciudad de Zipaquirá, a 2.570 msnm, en la Sabana de Bogotá; estos vestigios corresponden aproximadamente al año 10.450 a.C. Allí se encontraron rastros de polen de maíz, restos de animales de presa, fogones y cerámica.

La franja se constituye de abrigos rocosos utilizados como refugios de antiguos cazadores que se protegían en esas rocas del frío, y empleaban herramientas de piedra afilada para proveerse el alimento. Estos poblamientos habrían tenido lugar en el período que se conoce como Paleoindio, era inicial y más larga de la prehistoria americana. También se encontraron esqueletos completos del 5000 a.C., de un tipo físico diferente al de los Muiscas que llegaron posteriormente a la región.

 Abrigo rocoso en Abra
Abrigo rocoso en Abra

Selva Amazónica

Los descubrimientos más recientes parecen indicar que las culturas más avanzadas de Suramérica se originaron en las selvas amazónicas; desde allí se extendieron hacia la costa atlántica colombiana y la pacífica ecuatoriana, aproximadamente en el 4.000 a.C. Estas primeras comunidades organizadas desarrollaron la agricultura intensiva y la vida en comunidad en aldeas, eran sedentarias y hábiles para el trabajo manual; de ellas se encontraron huellas en el río Guayas en Ecuador.

En 2013 Arqueólogos franceses y ecuatorianos descubrieron en la Amazonía de Ecuador los restos de una casa construida hace unos 3.000 años
En 2013 Arqueólogos franceses y ecuatorianos descubrieron en la Amazonía de Ecuador los restos de una casa construida hace unos 3.000 años, la más antigua de la región amazónica.

Cultura San Agustín

El más importante y trascendental de los hallazgos es el de San Agustín, constituido por más de treinta extensas agrupaciones con rasgos culturales similares. Estos hallazgos son construcciones de carácter ceremonial y de importancia religiosa, los cuales conformaban un magnífico conjunto de piedra testimonial visible aún hoy. Está compuesto por cuatro centenares de estatuas de piedra, sarcófagos monolíticos; petroglifos que son diseños simbólicos grabados en rocas realizados desbastando la capa superficial; y montículos, pequeñas colinas o montes, que cubren templos y tumbas.

Parque Arqueológico de San Agustín en Huila Colombia
Parque Arqueológico de San Agustín en Huila Colombia

Momil Cordoba

Momil es un municipio de Colombia, situado en el departamento de Córdoba, al norte del país. Allí se encontraron vestigios de actividades rituales en forma de figuritas femeninas de barro que pueden interpretarse como parte de ritos de fertilización o de curación; incluso se hallaron artefactos que habrían podido servir para actividades chamánicas.

Las figurillas de Momil ILas figurillas de Momil I en su mayor parte representan personas sentadas. Son toscas y muchas carecen de ojos, en tanto la nariz es prominente, los lados de la cara están ensanchados, algunas presentan orejones.

Andes

El último milenio a.C. se caracterizó por el poblamiento gradual de las faldas de los montes interandinos. Los antiguos habitantes de las riberas de los ríos Magdalena y Cauca cultivaron el maíz y cambiaron la dieta de peces y raíces para consumir lo que podían cultivar y cazar en las laderas de los Andes. Esto llevo a nuevas formas de adaptación y a la diferenciación regional con aparición de instituciones religiosas, económicas y sociales.

rocas grabadas  grabados de distintas formas y en bajo relieve
Sobre las laderas de la margen derecha del Río Magdalena, se encuentran numerosas rocas, muchas de las cuales presentan grabados de distintas formas y en bajo relieve. Por su falta de protección, este complejo arqueológico está sujeto a un proceso acelerado de deterioro.