contadores de paginas web
Imprimir

Bogotá: Urbanismo en la primera mitad del siglo XX

 
 

Entre 1900 y 1950, Bogo­tá creció en forma lineal en sentido norte-sur con una serie de fragmentos disper­sos unidos por las rutas del tranvía y los viejos caminos coloniales convertidos ahora en vías urbanas. Entre Bogo­tá y Chapinero se formaron los primeros barrios de ca­rácter residencial, en los que se impuso un nuevo modelo urbano de viviendas con jardines al frente y a los costa­dos. Hacia el sur y occidente surgieron barrios obreros y populares. Los vacíos ge­nerados por el crecimiento fraccionado tardaron varios años en consolidarse.


Parque de la Independencia

Cuatro grandes parques se construyeron en Bogotá en la primera mitad del si­glo. El de la Independencia fue inaugurado en 1910 con la Exposición Industrial del Centenario. El Luna Park y el Parque Gaitán, ubicados en los extremos sur y norte de la ciudad, fueron inaugurados en 1921 y 1922, respectiva­mente. Contaron con lagos artificiales y juegos mecáni­cos. El Parque Nacional Olaya Herrera, inaugurado en 1934, se convirtió en el jardín de la ciudad y en lugar de encuen­tro de ciudadanos de todos los estratos sociales.

 Karl Brunner, urba­nista austríaco

Bosque izquierdo           Bosque Izquierdo

La década de 1930 fue especialmente importante en el desarrollo urbano de Bogotá. Karl Brunner, urba­nista austríaco llegado en 1933, fue el primer director del Departamento de Urbanismo de la Municipalidad. Brunner planeó los ensan­ches en varias direcciones, trazó las urbanizaciones del Bosque Izquierdo, Palermo y El Campín y proyectó los barrios obreros del Cente­nario y el Popular Modelo del Norte. Brunner tuvo también a su cargo el Plan de Obras del Cuarto Centena­rio de fundación de la ciudad, que incluyó, entre otras, la inauguración de la Planta de Vitelma, primer acueducto moderno y la construcción de nuevas e importantes vías: la avenida Caracas, sobre la antigua vía del ferrocarril del norte, la avenida del Cen­tenario hacia el occidente, el Paseo de Bolívar en los cerros orientales y la conclu­sión de la avenida Jiménez de Quesada, sobre el cauce del río San Francisco.


Ciudad universitaria

En 1936 y por iniciativa del Gobierno nacional, se planteó la necesidad de un campus universitario para agrupar las facultades de la Universidad Nacional, hasta entonces dispersas en el sec­tor central de la ciudad. Para tal fin se dispuso de un amplio terreno situado en el borde occidental, cerca a la vía del ferrocarril, hoy avenida Ciu­dad de Quito. Con base en un planteamiento pedagógico de Fritz Karsen, el arquitecto alemán Leopoldo Rother elaboró el plan urbanístico de la Ciudad Universitaria, primer ejemplo de urbanismo moderno. En ese plan se evitó el ordenamiento en ángulos rectos, propio de la ciudad tradicional y, en su lugar, se propuso un conjunto de edi­ficios independientes unidos por vías concéntricas. En la arquitectura de los primeros edificios se aplicaron princi­pios racionalistas y se impuso una estética desprovista de ornamentos, lo que dio ori­gen al nombre de Ciudad Blanca con el que se conoce el conjunto desde entonces.

 Avenida de Las Américas - 1938

En 1948 se preparó la ciu­dad para recibir la IX Con­ferencia Panamericana. Para esta celebración se trazó y construyó la avenida de Las Américas, que comunicó el aeropuerto de Techo, cons­truido en 1930, con el cen­tro. A raíz del asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de ese año, se presentaron disturbios que destruyeron buena parte del centro histórico y dieron origen a planes de reconstrucción en los que se aplicaron nuevas normas de densificación y se incentivó la modernización. Con estos eventos se marcó el final de la primera mitad del siglo para Bogotá y se inició una nueva fase de su desarrollo.

De la arquitectura republicana a la arquitectura moderna

Entre 1900 y 1950, la ar­quitectura de Bogotá se transformó radicalmente. Este cambio puede verse en tres etapas. La primera de ellas fue la consolidación de la arquitectura republicana, muchos de cuyos mejores ejemplos fueron construidos en las primeras décadas del siglo XX. La segunda fue el abandono del gusto republi­cano y la adopción de nuevas preferencias, en especial el estilo inglés aplicado en las residencias del norte de la ciudad. En la tercera etapa se inició la aplicación de concep­tos modernos de arquitectu­ra y de las técnicas construc­tivas correspondientes.


Edificio Liévano

A Gastón Lelarge se deben algunos de los más destaca­dos edificios republicanos en Bogotá. Uno de ellos es el Edificio Liévano, construido a partir de 1904 sobre los restos de las Galerías de Arrubla en la Plaza de Bolívar. En este edificio se aloja hoy la Alcaldía Mayor de Bogotá. El palacio de la Carrera, hoy Casa de Nariño, sede de la Presidencia de la República, se inauguró en 1908 y en él intervino, además de Lelarge, el arquitecto bogotano Julián Lombana. El palacio de San Francisco, iniciado en 1917 y concluido en 1933, contó con la participación del arquitecto Arturo Jaramillo. Este edificio fue destinado inicialmente co­mo sede de la Gobernación de Cundinamarca, hoy está ocupado por la Universidad Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.


Casa de Nariño

El estilo inglés, propio de la segunda fase, fue traído a fi­nes de la década de 1920 por dos arquitectos chilenos, Ju­lio Casanovas y Raúl Mannheim, quienes lo aplicaron por primera vez en el barrio residencial de La Merced, hoy patrimonio histórico. Ese estilo se difundió posteriormente en los barrios Teusaquillo, La Magdalena, Quinta Camacho, El Nogal y El Retiro, todos ellos loca­lizados al norte de la ciudad. Con ese estilo se distinguió un sector social bogotano y hoy forma parte de la iden­tidad de la ciudad.


La Biblioteca Nacional se empieza a construir en 1934 a partir de los diseños de Alberto Wills Ferro. La Biblioteca, concluida en 1938, se levantó en un predio ubicado en el costado sur del Parque de la Independencia, hoy en día cruzado por la Calle 26

Uno de los primeros ejem­plos de arquitectura moder­na en Bogotá es la Biblioteca Nacional, proyectada por Alberto Wills Ferro e inau­gurada en 1938. En la Ciudad Universitaria se experimen­tó la nueva arquitectura en algunos de los mejores edificios construidos entre 1936 y 1950. Para destacar, donde funcionan las faculta­des de Derecho, Arquitec­tura e Ingeniería en las que intervinieron los arquitectos Alberto Wills Ferro, Erich Lange, Ernesto Blumenthal, Leopoldo Rother y Bru­no Violi. El edificio de la Imprenta, proyectado por Rother, aloja hoy el Museo de Arquitectura que lleva su nombre, único en Colombia dedicado a este fin.


Estadio El Campín - 1951. Construido por iniciativa (1934) del gran dirigente Jorge Eliecer Gaitán, en terrenos donados por la familia Camacho para la práctica del fútbol. Diseñado por Federico Leder Müller (alemán), siendo el constructor el Ingeniero Rafael Arciniégas; inaugurado en 1938 con motivo de los 400 años de Bogotá, inicialmente con capacidad para 10.000 espectadores.

A mediados de los años 30 se comenzó de manera casi simultánea la construc­ción de los dos primeros estadios de Bogotá: el Alfonso López, en la Ciudad Universita­ria, proyectado por el arquitecto Leopoldo Rother y el Municipal en inmediaciones de la antigua hacienda El Campín, por el arquitecto Luis A. Gutiérrez, con la aprobación del urbanista Karl Brunner. Los Juegos Bolivarianos de 1938, celebra­dos en el marco del cuarto centenario de la ciudad, inau­guraron estos escenarios deportivos. Para las corridas de toros que en la época colonial se llevaban a cabo en la plaza Mayor, se puso en servicio, en 1931, la Plaza de La Santamaría, cuya fachada, terminada en 1948, se debe al arquitecto español Santia­go de La Mora.

Plaza de Toros La Santamaría
Plaza de toros la Santamaría

La firma Cuéllar Serrano Gómez, establecida en 1933 por eminentes ingenieros y arquitectos, realizó entre 1940 y 1950 importantes obras modernas, entre ellas el Hospital de San Carlos, destinado al tratamiento de la tuberculosis y el nuevo Hospital de San Juan de Dios, anexo al antiguo Hospital Republicano. El edificio de la Caja Colombiana de Aho­rros, proyectado por esa firma, fue la primera gran es­tructura de acero de 14 pisos construida en Bogotá.

 Caja Colombiana de Ahorros

 
 
 
 
Palabras Claves: casa de nariño / planificador urbano de bogota de la edad moderna / urbanismo en la primera mitad del siglo xx en colombia / urbanismo en colombia la mitad del siglo xx /