contador gratis
Imprimir

Arte Medieval: Románico

 
 

La Torre de Pisa es el campanario de un conjunto arquitectónico basilical
La Torre de Pisa es el campanario de un conjunto arquitectónico basilical representativo del arte Románico

Durante la época feudal, y sobre todo en los siglos XI y XII, se desarrolló en Europa un tipo de arte rural y religioso conocido como estilo románico, inspirado en el recuerdo de los modelos romanos y paralelo al desarrollo de las lenguas romances. Sus orígenes se encuentran en los distintos estilos prerrománicos desarrollados entre los siglos VIII y X, que durante el siglo XI lograrán cuajar en una síntesis genial que aúna elementos clásicos romanos, aportaciones germánicas y la espiritualidad cristiana.

El arte románico nace en los últimos años del siglo X. Sus obras de mayor pureza se realizan durante el siglo XI y en el XII. En los siglos XIII y XIV sólo se mantiene en algunas regiones de Europa. El mayor número de monumentos románicos corresponde a España y Francia, pero en este último país se evoluciona rápidamente hacia el gótico. A su enorme desarrollo e internacionalización contribuyó la importancia de las órdenes religiosas, y, más concretamente, la abadía de Cluny, orden benedictina de organización feudal que nace en el 910 y se extiende con casas filiales por toda Europa.

La abadía de Cluny
La abadía de Cluny y sus copiosas dependencias se convirtieron pronto en el modelo para el estilo de vida religiosa del siglo XI

Arquitectura románica

La arquitectura románica se caracteriza porque emplea muros gruesos de sillería bien aparejada, pilares compuestos (con columnas adosadas), arcos de medio punto y cubierta de bóveda. Las bóvedas que suelen utilizarse son la de cañón y la de arista. La bóveda de cañón es la que se origina cuando un arco de medio punto se desplaza a lo largo de un eje longitudinal. La bóveda de arista es la producida por el cruce perpendicular de dos bóvedas de cañón que tienen la misma flecha (altura). La bóveda de cañón románica aparece dividida en tramos mediante arcos fajones. Estos arcos tienen una función doble: dividir la bóveda en espacios independientes y servir de apoyo al casco de bóveda que descansa sobre ellos, cuyos empujes se contrarrestan por medio de contrafuertes que se adosan a los muros por el exterior.

El desarrollo creciente de las peregrinaciones a Santiago de Compostela creó nuevas necesidades espaciales que iban a forzar soluciones arquitectónicas originales. La primera fue la ampliación a tres del número de las naves. Pero esto planteó a su vez un problema de iluminación. Si todas las naves tenían la misma altura sólo las laterales podrían albergar ventanas, con lo que la central resultaría muy oscura. Pronto se vio que las nuevas naves podían servir para contrarrestar el impulso de la central, de modo que ésta podría levantarse más de forma que permitiera abrir ventanas por encima de las bóvedas laterales.

Planta y naves del Templo Santiago de Compostela.
Planta y naves del Templo Santiago de Compostela

Para aumentar la capacidad de los templos se crearon las tribunas, galerías dispuestas sobre las naves laterales y a todo el ancho de éstas, que se abren a la central mediante el triforio o serie de ventanales con parteluces. Cuando la nave central es bastante más alta que las laterales, se coloca sobre el triforio y por debajo de las ventanas de aquélla un pasadizo estrecho que recorre internamente el templo agujereando los pilares, recibe el nombre de ándito y aparece sobre todo en las construcciones de influencia normanda. La planta habitual es la de cruz latina, con crucero acusado en planta o en alzado y, a veces, cripta abovedada con columnas y pilares, situada bajo la capilla mayor.

Las grandes devastaciones del musulmán Almanzor, que llegaron hasta Santiago de Compostela, lugar de peregrinaje de toda la cristiandad, hicieron que tras la muerte de aquél en el año 1002 se hiciese necesario reconstruir gran cantidad de templos. Almanzor destruyó Santiago de Compostela el 11 de agosto del 997, sólo respetó el sepulcro del apóstol, y obligó a los humillados cristianos a trasladar a hombros las campanas de la catedral y las puertas de la ciudad hasta Córdoba.

Cripta de San Antolín (Palencia)
La primera reconstrucción de estilo románico fue la Cripta de San Antolín (Palencia), ampliada en el año 1034. En la fotografía se muestra la parte de la cripta con estilo románico.

En el 1067 se terminan las obras de la iglesia de San Isidoro de León. En el año 1060 comienza a construirse la catedral de Jaca. En el 1075 el obispo de Compostela, Diego Peláez impulsó la construcción de la catedral de Santiago. Las obras no concluirán hasta el año 1211. En la segunda mitad del siglo XII se levantaron algunos edificios románicos en donde ya aparecen elementos arquitectónicos propios del gótico, como son las catedrales de Zamora y Salamanca.

DIFUSIÓN Y DESARROLLO DEL ARTE ROMÁNICO: FRANCIA, INGLETERRA, ITALIA, ALEMANIA Y LOS PAÍSES NÓRDICOS

Francia

La importancia de la orden de Cluny fue esencial. En el siglo XI toda Francia se llena de iglesias propias de este estilo. Pero será el siglo siguiente la cima del arte románico francés. En Borgoña destaca el conjunto de Cluny, Paray le Monial y Saint Lázare de Autum, cuya característica común son las ventanas sobre los triforios. Iglesias más sencillas son la Madeleine de Vezelay, Saint Martin y Saint Lazare de Avalion. Por otro lado, la abadía de Fontenay y Notre Dame de Chatillon-sur-Seine influirán en el posterior arte cisterciense al tener las tres naves la misma altura. En Provenza las iglesias tienen las naves estrechas y, mientras que la central está cubierta con una bóveda de cañón apuntada, las laterales aparecen cubiertas con bóvedas de cuarto de cañón. La iglesia de Saint-Paul-Trois-Chateaux es una de las más representativas.

iglesia de Saint-Paul-Trois-Chateaux
Iglesia de Saint-Paul-Trois-Chateaux

Por último, en Normandía las iglesias de cronología muy temprana tenían primero una cubierta de madera, pero pronto se sustituyó por bóvedas de ojivas. Los pilares alternan con fuertes columnas. Se emplean las ventanas sobre triforio y el ándito. Otra creación normanda es la fachada flanqueada por torres cuadradas (iglesia de Caen y abadía de Jumieges). Las iglesias normandas influyen en Inglaterra, sur de Italia y Mediterráneo oriental.

Inglaterra

En estrecha conexión con la escuela normanda, recurre sobre todo a la planta basilical de tres naves, con amplio crucero y cabecera rectangular con gran ábside flanqueado por otros dos; abadías de Westminster y Santa María de York, catedrales de Ely, Canterbury y Durham. Esta última emplea la bóveda de ojivas en fecha todavía muy temprana. El románico inglés ejerce influencia en Noruega (catedral de Trondheim).

La catedral de Durham
La catedral de Durham, en el norte de Inglaterra, fue fundada en 1093, y sigue siendo un importante centro religioso. Es calificada como uno de los más consumados ejemplos de arquitectura normanda en Europa.

Italia

La arquitectura románica italiana está marcada por la continua presencia de los modelos clásicos. De ahí que sus notas distintivas sean: planta preferentemente basilical, carencia de girola, tendencia a la horizontalidad, torre exenta y una cripta bastante amplia bajo el presbiterio. La escuela lombarda se caracteriza por sus pórticos salientes, que descansan en dos figuras humanas o de leones, así como por sus arquillos y bandas decorativas en los muros. Su influencia es grande en la propia Italia y fuera de ella: San Ambrosio de Milán y San Miguel de Pavía, catedrales de Parma, Módena y Ferrara.

En Toscana se encuentra el conjunto monumental de Pisa, que emplea el mármol como material constructivo y usa con frecuencia la columna en su función decorativa y como elemento de sustentación. La catedral, campanario (torre inclinada de Pisa), baptisterio y camposanto de Pisa son monumentos capitales del arte medieval. La catedral se inició en 1063. Tiene planta de cruz latina con gran crucero, las naves poseen galerías de estilo lombardo y el crucero se adorna con arcos apuntados. La decoración de la fachada con su serie rítmica de arcadas la inserta perfectamente en el espacio y en los edificios circundantes. El baptisterio, es de planta circular, se inició en estilo románico, en 1152, se continuó en estilo gótico y se terminó en la segunda mitad del siglo XIV. El campanario comenzó a construirse en 1173 y se acabó al mismo tiempo que el baptisterio.

Conjunto monumental de Pisa. Catedral, campanario y baptisterio de Pisa. Alemania y los países nórdicos
Catedral, campanario y baptisterio de Pisa

Alemania y los países nórdicos

El románico alemán acusa con fuerza dos grandes influencias: la cluniacense y la italiana. Suelen ser iglesias monumentales, con numerosas torres, tanto en la fachada como en la cabecera. Existen dos cruceros y dos coros. El tipo lo marca la iglesia de San Miguel de Hildesheim (1022). A partir del 1024, con la casa de Franconia, comienza un estilo románico más internacional. El modelo es la catedral de Spira, que aporta unas galerías exteriores formadas por columnillas y arcos. La catedral de Maguncia se consagra en 1137. El monumento más importante del románico alemán es la catedral de Worms.

La influencia alemana se extiende a Suecia y Dinamarca (catedrales de Lund, Ribe y Viborg), mientras en Suiza y Holanda coinciden las influencias alemanas y francesas. En Holanda destacan las catedrales de Utrecht y de Maastricht; en Bélgica, la de Tournai, y en Suiza, las de Basilea y Zurich.

Escultura románica

En el románico se asiste al renacimiento de la escultura monumental situada en el exterior de los edificios. Tiene un carácter didáctico y su finalidad es llamar la atención de los transeúntes. Ésta suele aparecer situada en las columnas, en el parteluz de la portada, en las arquivoltas y en el tímpano de las mismas. Las formas escultóricas se adaptan al marco arquitectónico y en ellas rige la norma de la valoración del contenido sobre la apariencia formal, ya que su función no es decorativa, sino ilustrativa. Su temática es compleja. En el centro suele aparecer el Pantocrátor, representación de Cristo triunfante sentado con el libro de los Evangelios en la mano izquierda y bendiciendo con la derecha.

Portal occidental de la iglesia de San Trófimo en Arlés
Portal occidental de la iglesia de San Trófimo en Arlés, Francia. Esta parte específica de la catedral es uno de los tesoros de la escultura románica. En el tímpano se halla un Pantocrátor con Cristo enmarcado en una mandorla con los símbolos de las cuatro figuras del tetramorfos es decir los evangelistas: el ángel alado de San Mateo, el león alado de San Marcos, el toro alado de San Lucas y el águila de San Juan.

La “arquivolta románica” es la parte frontal de un arco cuando aparece decorado. En lo concerniente a decoración escultórica, en el románico ésta se halla totalmente incorporada a la arquitectura y regida por la misma. Los ejemplos escultóricos más destacables son las catedrales de San Andrés de Pavía, San Miguel y San Esteban de Pavía en Italia. En Alemania las tres obras más importantes de acusado influjo normando y bizantino son la Basílica Virgen de Santa María del Capitolio (Colonia) y las Bienaventuranzas de la iglesia de San Miguel en Hildesheim. En Inglaterra la escultura románica es escasa, sobresalen las catedrales de Winchester y Ely.

Pintura románica

La pintura románica tiene un carácter casi exclusivamente religioso y una finalidad didáctica. Se destina a recubrir los muros de las iglesias, con la intención de exponer de forma clara y convincente la Verdad revelada y la grandeza del Creador. La Kyriotissa es la representación de la Virgen con el Niño. Aparece sentada en forma de trono del Dios Niño, que se sienta en sus rodillas y le da la espalda.

Kyriotissa con dos ángeles guardianes
Kyriotissa con dos ángeles guardianes. Es representada en varios escenarios por artistas de todas las épocas.

La música en la Alta Edad Media

Las primeras manifestaciones musicales conservadas pertenecen al estilo gregoriano del final del siglo VI. Los primeros cristianos de Roma, en la época de las catacumbas, fusionaron la tradición musical judía con la grecorromana para hacer sus cantos de alabanza. Los cantos litúrgicos tenían dos formas principales: la responsorial (conjunto de versos a modo de estribillo con que los fieles respondían a un salmo) y la antifonal (frase musical introductoria de un salmo). La evolución hacia el canto gregoriano se llevó a cabo de una forma lenta y muy diferente según los países y las órdenes religiosas. El Papa Gregorio I (540-604) comenzó con sus ayudantes la recopilación de un extenso repertorio de música litúrgica, desde la época de los primeros cristianos. La continuación de esta labor por otros recopiladores fue unificando y componiendo la práctica musical de los siglos posteriores que, en honor a su fundador, se llamaría canto gregoriano.


El canto gregoriano es monódico, es decir, posee una única línea melódica en la que no desempeñan ningún papel ni la armonía ni el contrapunto. Posee un ritmo libre, sin tener en cuenta la métrica del texto, del que sólo pretende potenciar sus características semánticas. Es vocal, sin acompañamiento instrumental, anónimo y colectivo. La estructura de la obra es semejante a la línea trazada por un arco: una lenta ascensión, un momento de máxima altura y un lento descenso final.

Durante el siglo XI se unificaron las reglas de notación de la escritura musical y fue en los siglos XII y XIII cuando alcanzó su mayor esplendor. A partir de esa época, la música no litúrgica hizo su aparición en el culto, dejando de lado la práctica del gregoriano. Dada la hegemonía cultural de la Iglesia, que tenía en sus manos el poder transmisor de todo el saber, apenas han llegado legados escritos de la música profana de la Alta Edad Media, pero es lógico pensar que todas las clases sociales disfrutaban también de un repertorio musical profano, además del religioso.

 
 

© 2013 SOCIALHIZO.COM