Microeconomía

Categoría: Economía

Microeconomía

La microeconomía estudia la demanda de los consumidores y la oferta de los productores, y su interacción mediante el mecanismo de mercado. La demanda es la cantidad de bienes y servicios que pueden ser adquiridos por un conjunto de consumidores. Es una necesidad económica respaldada por algún ingreso. Esta cantidad se define por los factores que influyen en las decisiones de los consumidores: el precio de los bienes y servicios, el ingreso, el precio de los bienes relacionados y los gustos.

El precio de los bienes y servicios

En la medida en que aumenta el precio de un bien o un servicio, se esperaría que bajaran las cantidades demandadas y, si disminuye su precio, se espera­ría que aumentaran las cantidades demandadas. Es decir, existe una relación inversa entre el precio de los bienes y servicios, y su cantidad demandada; dicha relación recibe el nombre de ley de la demanda.

El ingreso de los compradores

¿Qué sucede con la deman­da de un bien o un servicio, si sube el ingreso de los compradores? Exis­ten varias posibilidades: en primer lugar, que los consumidores utilicen parte de su ingreso extra para consumir más bienes y servicios. Si esto ocurre, se dice que éste bien o servicio es un bien normal. Generalmente, la demanda por los bienes normales aumenta, si sube el ingreso de las personas. También puede suceder que las personas consuman menos de un producto y compren otro producto de mejor marca; en este caso, se dice que el primer producto es un bien inferior.

la demanda

Normalmente, la demanda por los bienes inferiores disminuye, si aumenta el ingreso de las personas.

El precio de los bienes relacionados

La demanda de un bien aumenta cuando sube el precio de alguno de sus sustitutos y viceversa y; la demanda de un bien disminuye cuando sube el precio de sus bienes complementa­rios.

Los gustos o preferencias

Es difícil definir qué son los gus­tos o cómo se forman, de hecho, la economía se preocupa poco por entender cómo se forman; sin embargo, lo que sí es claro es que los cambios en los gustos o las preferencias afectan la demanda, algunas veces positivamente, otras, de forma negati­va. Por ejemplo, los cambios en la moda afectan la demanda de ropa.

LA OFERTA DE LOS PRODUCTORES

La oferta es la suma de las ofertas individuales de los producto­res a determinado nivel de precios. Por ejemplo, en el mercado de empanadas del barrio, la oferta seria la suma de las ofertas de to­dos los fabricantes o distribuidores de empanadas a los diferentes precios que puedan tener. Ahora bien, ¿qué factores determinan la cantidad de empanadas, o de cualquier mercancía, que las em­presas ofrecen en el mercado? De forma análoga a la demanda de los consumidores, los factores que definen la cantidad de una mercancía que se ofrece en el mercado son: el precio de los bienes y servicios, el precio de los factores de producción y las condiciones de producción.

LA DEMANDA DE LOS CONSUMIDORES

La demanda es una condición que depende de los gustos, expectativas e ingresos de las personas (situación que tiende a limitar la demanda), el precio de otros bienes (que pueden complementar o sustituir la demanda) y el precio del producto. Este último es el factor más determinante. Se puede decir que hay una norma de comportamiento de los compradores, según la cual, a mayor precio habrá menor cantidad demandada de un artículo o servicio, y a menor precio se registrará una mayor cantidad demandada.

La ley de la oferta y la demanda

La ley de la oferta y la demanda se usa para explicar una gran variedad de fenómenos y procesos tanto macro como microeconómicos.

Equilibrio entre la demanda y la oferta

Exceso de demanda: A precios menores, la cantidad demandada es mayor que la ofrecida, de ma­nera que, a dichos precios, no se coordinan las decisiones de las familias y de las empresas. Se está frente a una situación de escasez

Exceso de oferta: cuando la cantidad ofrecida es mayor que la demandada. Igual que en el caso anterior, no se coordinan las decisiones de las familias y de las empresas. Se está en una situación de sobreoferta o abundancia

El equilibrio es una situación que persiste cuando ni consu­midores ni productores tienen incentivos para cambiar su com­portamiento. A menos que cambie algo en el sistema, esta combinación de precio y cantidad permanecerá como el equilibrio en el mercado.

Esquema del punto de equilibrio para las curvas de oferta y demanda

Esquema del punto de equilibrio para las curvas de oferta y demanda, donde se muestra el excedente de los consumidores y los productores.

El precio y su función

El precio es la cantidad de dinero que permite la adquisición o uso de un bien o un servicio. Los precios son el instrumento principal para la coordinación de los agentes económicos en el mecanismo de mercado. En ese sentido, los precios tienen tres funciones básicas:

Proporcionan información

Los precios contienen gran cantidad de infor­mación necesaria para coordinar las decisiones de las familias y de las empresas. Si se encarece el precio de un componente del sector primario, es lógico que los productos del sector secundario fabricados con este componente suban de precio, y las cantidades demandadas disminuyan. De igual manera, los cambios en los precios indican lo que es relativamente escaso y lo que es relativamente abundante. Por ejemplo, el precio de una hora de trabajo calificado como el de un ingeniero no es igual al precio de otro trabajo calificado como el de un docente.

Racionan los recursos escasos

La escasez es relativa y está asociada a la cantidad de necesi­dades y de recursos disponibles para satisfacerlas. Si las necesi­dades son mayores que los recursos, o mejor, si la demanda es mayor que la oferta, se está frente a una situación de escasez, en la cual posiblemente el precio suba y las cantidades compradas y vendidas sean menores.

Los pre­cios racionan los recursos escasos

Los pre­cios racionan los recursos escasos

Determinan los ingresos

Las familias deciden cuánto de su trabajo, tierra o capital, venden o alquilan en los mercados de factores, recibiendo a cambio ingresos en forma de salarios, rentas y ganancias, respectivamente. El precio de los salarios, de los arriendos y de las ganancias determina los ingresos de los diferentes grupos de la sociedad.